Características del Tiranosaurio Rex

  • Enciclopedia
  • 20-04-2022 | 02:04
  • Escribe: Alejandro Jiménez
El Tyrannosaurus Rex, vivió hace entre 68 y 66 millones de años. Considerado hoy en día como uno de los mayores depredadores terrestres que jamás existieron


Su nombre proviene de la palabra griega Tyranno, cuya traducción puede entenderse como déspota o malvado, y Saurus que significa “similar a un lagarto”. Al mismo tiempo, la palabra de origen latino “Rex” que acompaña el nombre, y cuyo significado es precisamente “Rey”, viene a describir las cualidades de prepotencia, fuerza, tamaño y destreza del dinosaurio más popular de todos los tiempos: el Tiranosaurio Rex.

Afortunadamente, los dinosaurios existieron en la Tierra mucho antes de la llegada del hombre, y más específicamente para la especie Rex, el período se ubica unos 65 millones de años atrás durante la era Cretácica. En nuestros días, las evidencias de este magnífico animal nos llegan a través de restos fósiles (30 de ellos hallados con esqueleto casi completo), principalmente encontrados en regiones de Norteamérica como Colorado (1874) y Wyoming (1890).



En 1905, el paleontólogo estadounidense Henry Fairfield Osborn lograría reunir toda la información existente hasta entonces para elaborar un completo informe sobre el Tiranosaurio Rex (nombre dado por el propio investigador), y de cuyas características tan impresionantes se ha valido la industria del entretenimiento para fomentar la admiración y el interés por uno de los animales más populares que habitaron nuestro planeta.

Características físicas

Evidentemente, las dimensiones tan asombrosas de este animal son su rasgo más distintivo. El Tiranosaurio Rex era capaz de medir hasta 13 metros de largo (similar a un autobús convencional) con 5 metros de altura hasta las caderas y unas 18.4 toneladas de peso máximo.



No obstante, otra de las características morfológicas de esta especie que también llama la atención es su cabeza, pues se ha podido comprobar que llegaba a medir cerca de un metro y medio. Para encontrar el balance perfecto, el Tiranosaurio Rex también poseía una cola ancha y sumamente pesada.

En cuanto a sus extremidades superiores, aunque no combinaban con su tamaño tan imponente, también eran muy útiles, puesto que a través de sus afiladas garras e increíble fortaleza, el Tiranosaurio era capaz de luchar, destrozar objetos y animales, y hasta incorporarse en sus dos patas cuando caía de espaldas.



Finalmente, debemos apuntar que el Tiranosaurio era un animal terápodo, es decir, que caminaba por medio de sus potentes extremidades traseras, las cuales poseían una especie de almohadilla que no sólo le protegían de las irregularidades del terreno, sino que le proporcionaban un efecto de resorte muy útil para poder alcanzar grandes velocidades con su cuerpo.

Alimentación



Bajo un régimen enteramente carnívoro (aunque se ha llegado a comprobar que también se alimentaba de carroña), el Tiranosaurio Rex ha sido catalogado como uno de los depredadores más efectivos y voraces del mundo animal. Su menú habitual estaba compuesto de especies como los Ceratópsidos y los Hadrosáuridos.

Como todo gran cazador de la naturaleza, el Tiranosaurio poseía cualidades excelentes en este sentido, como por ejemplo sus poderosas mandíbulas, capaces de llegar al metro y medio de longitud, así como sus dientes afilados y curvos (ligeramente inclinados hacia atrás para asir la carne con mayor facilidad), y de unos 20 centímetros de tamaño por cada pieza, lo que en conjunto significaba una fuerza de presión de casi cuatro toneladas en cada mordida.

Controversias actuales

Dada su amplia popularidad en espacios científicos como culturales, el Tiranosaurio Rex es una de las especies de dinosaurios más estudiadas y analizadas por paleontólogos, geólogos, naturalistas y aficionados del mundo prehistórico. Aun así, todavía existen numerosas dudas y controversias en cuanto a las diferentes teorías que giran en torno a esta especie.

Por ejemplo, muchos investigadores sostienen que el Tiranosaurio Rex tenía plumas en su cuerpo, tomando como base que muchas especies cercanas a él poseían estas características. Por otro lado, existe un fuerte debate sobre el tipo de sangre de este dinosaurio, puesto que al ser caliente o fría, definiría en gran medida algunos de los principales rasgos del animal, como por ejemplo la forma de cazar.

Adicionalmente, algunas personas sostienen que, dada su estructura morfológica, el Tiranosaurio no era capaz de alcanzar grandes velocidades, siendo su máximo registro de unos 17 kilómetros por hora. Lo anterior, también serviría para justificar otra teoría, y es que, al correr tan poco, el Tiranosaurio no estaría en condiciones de alcanzar a sus presas más comunes, por lo que muchos consideran que se trataba de un animal mayormente carroñero.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario