Cagarse en Dios y la Virgen lleva a Willy Toledo al banquillo de los acusados

  • Famosos
  • 26-09-2018 | 13:09
  • Escribe: Pedro Riscal

Las cagadas de Willy Toledo en Dios y la Vírgen instan al juez a considerarlas motivo suficiente para su procesamiento.


El controvertido actor Willy Toledo será procesado por cagarse en Dios y la Vírgen en nombre de la libertad de expresión.

Los insultos fueron proferidos por Willy Toledo en unos mensajes publicados en su cuenta de twitter como respuesta al juicio oral contra tres mujeres que tomaron parte activa en una procesión de la gran vagina en Sevilla.


El titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid interpreta que sus comentarios "pudieran ser constitutivos de un delito" contra los sentimientos religiosos. Toledo fue detenido el 13 de septiembre por no presentarse ante el juez en dos citas previas después de la denuncia interpuesta contra él por la Asociación Española de Abogados Cristianos.

Las cagadas de Willy Toledo

Los mensajes fueron publicados en Facebook el 5 de julio de 2017. En ellos se podía leer textualmente: "Yo me cago en dios, y me sobra mierda pa cagarme en el dogma de la santísima y virginidad de la Virgen María". Y en el otro: "Me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea". La acusación se acoge al artículo 525 del Código Penal que prevé multas de ocho a doce meses por un delito contra los sentimientos religiosos.


La respuesta de Willy Toledo a la decisión judicial no se ha hecho esperar y ha colgado en su cuenta de Facebook: "El señor magistrado considera que, una vez revisadas por la policía cientos de mis publicaciones en mi muro de Facebook, existen dos expresiones extraídas de ellas que podrían ser constitutivas de un delito contra los sentimientos religiosos". Y el juez considera que "existen motivos suficientes" para el procesamiento y que sus palabras están "desprovistas de todo sentido crítico". 

El juez le "perdona" otros insultos a Willy Toledo

El juez ha renunciado a añadir a la causa otras dos publicaciones de Toledo en abril y julio de 2017 en las que califica las procesiones de Semana Santa como "dogmas de la inmaculada concepción y la perpetua virginidad". El juez entiende que Toledo está en este caso en su derecho de ejercer la libertad de critica: "Podrán considerarse duras, acerbas, ásperas o groseras, pero al realizarse en el contexto de una crítica a una confesión religiosa, deben considerarse amparadas por su libertad de expresión".



En un comunicado posterior Toledo explica su situación a sus seguidores de Facebook: "Habiendo sido pillado por la fiscalía y los implacables Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en plena comisión de mi aberrante e intolerable crimen, el asunto queda de la siguiente manera: si la fiscalía o los denunciantes deciden que mi delito ha de ser llevado a juicio, la democracia borbónica juzgará a un individuo por un delito de blasfemia".

El abogado de Willy Toledo se acuerda de Franco

A Toledo le defiende el actor Endika Zulueta, que cuestiona la valoración del juez porque "olvida que el código penal de un Estado aconfesional no está para proteger religión alguna. Lo que sí sucedía en el código penal de la dictadura militar franquista, donde el artículo seis del Fuero de los Españoles de 1945 declaraba que 'la profesión y práctica de la religión católica, que es la del Estado español, gozará de la protección oficial', y el caudillo lo era 'por la gracia de Dios", sostiene Zulueta.

La decisión del juez ha sido muy bien acogida por la Asociación de Abogados Cristianos. Su presidenta, Polonia Castellanos, la ve "lógica" y "normal". "Me esperaba esta decisión del magistrado. Creo que el señor Toledo lo ha empeorado bastante, En lugar de intentar mediar una disculpa, ha caído en una reiteración constante del mismo delito con todas sus declaraciones públicas".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario