Bronca tremenda de María Teresa Campos a Jorge Javier: “¡Respetadnos y dejadnos tranquilas!”

  • TV y Cine
  • 07-04-2020 | 10:04
  • Escribe: Ana Villà

María Teresa se pone seria, saca las uñas por sus hijas y su nieta y pone a Sálvame en su sitio




La tensión entre María Teresa Campos y Jorge Javier se podía palpar en el ambiente. 

Durante la tarde de este lunes la matriarca del clan ha entrado por teléfono y ha puesto a caldo tanto al presentador como a sus colaboradores. 



María Teresa se pone seria

La nieta de la comunicadora se ha convertido en blanco de los colaboradores del programa después de que Rafa Mora sacase los trapos sucios de la joven. 

Hace pocos días reveló que Alejandra se iba con Suso cuando discutía con el que por entonces era su novio, Álvaro Lobo. 



Pese a que la joven lo ha negado por activa y por pasiva, Rafa se mantiene en sus trece y parece que el exnovio de Alejandra sigue en la misma línea que el valenciano. 

Por si esto no fuera poco, Miguel Frigenti, se unió a la gresca y contó, entre otras cosas, que la joven había llamado "vieja de mierda" a Lydia Lozano durante una cena entre amigos. (Miguel Frigenti le suelta a la cara un duro estacazo a Kiko Hernández': "¡Me parece muy sucio lo que dices!" ¿Por qué?)



Con este panorama, han seguido comentando cosas sobre la familia en plató y a María Teresa no le ha quedado más remedio que salir en defensa de las suyas. 

La presentadora descolgó el teléfono y llamó en directo a Jorge Javier para dejar las cosas claras. "Sencillamente, bastante tenemos con lo que estamos pasando para que se ensañen con nosotros. Y encima llamarme a mí... yo no tengo ganas de nada, estoy con el miedo en el cuerpo", empezó diciendo. "Dejadnos tranquilos y respetadme a mí por el momento que el país está viviendo", siguió. 



No puede más

Parece no estar nada contenta con el programa con el que parecía haberse reconciliado y así lo dejó caer. 

"En todos los programas meten a personajes para que nos insulten. Me han puesto un mensaje (desde redacción) diciéndome que nos iban a poner verde y si quería defender a mí nieta", haciendo referencia a Frigenti

Además, no tuvo reparos en dar la cara por Alejandra sosteniendo que "a mi nieta no hay que defenderla porque sé perfectamente cómo es ella y las cosas que no dice". 

Concluyó la llamada pidiendo respeto para sus hijas y su nieta e hizo una última y clara petición. "Hombre, por favor, respetadme y dejadme tranquila", concluyó. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario