Borràs se queda sola: ¿Por qué lo llaman "persecución política" si sólo es corrupción?

  • Cataluña
  • 25-06-2020 | 20:06
  • Escribe: Pedro Riscal
El independentismo recurre al victimismo para justificar las sospechas de corrupción que recaen sobre Laura Borràs


¿Por qué lo llaman "persecución política" si en realidad no es más que corrupción? Lo de Laura Borràs no es una caza salvaje contra una defensora del independentismo formato vía unilateral, es simplemente un ajuste de cuentas con el choriceo y la prevaricación utilizando una posición privilegiada de poder.

Después de la votación favorable del Congreso al suplicatorio, Borràs será investigada por el Tribunal Supremo por delitos de fraude a la Administración, malversación de caudales públicos y falsedad documental en su etapa de directora de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).



 293 votos de diputados del PSOE, PP, Vox, Unidas Podemos y Ciudadanos la llevan ante el juez. A su favor, sólo 14 votos. Los de su partido y el PNV. Queda claro de qué lado está la Cámara Baja del Parlamento español.

Si Laura Borràs ha choriceado, deberá pagar por ello

Laura Borràs concedió a dedo a un amigo un trabajito en la Generalitat muy generosamente recompensado. Y fraccionó los pagos para que no se notara. Y de eso va a tener que responder. Otra cosa es que se agarren a cualquier detalle para hacérselo venir bien y caer en el cansino victimismo que sostiene que España les tiene manía. Nadie les tiene manía, pero el que choricea debe responder de sus actos. Y si Laura Borràs ha choriceado, deberá pagarlo.



Es tan, tan, tan sospechosa de corrupción que ni los suyos ponen la mano en el fuego por ella. Ni ERC ni la CUP, siempre dispuestos a llorar conjuntamente por Cataluña y contra España, han querido salir salpicados de un caso que ofrece demasiadas evidencias. Y le han dado la espalda. Y, sin pretenderlo, Laura Borràs ha conseguido lo que ni Rajoy ni Sánchez han sabido hacer desde La Moncloa: dividir al separatismo catalán. 

Porque ahora están todos peleados. Ya no saben si el enemigo está en Madrid o en Barcelona. La cuestión es que el indeoendentismo se ha convertido en una pelea de gallos en la que habrá sangre y acabarán todos heridos. (¡¡No se tapan!! Así intenta JxCat salvarle el culo a Laura Borràs tras su escándalo de corrupción)



Laura Borràs escribe a todos los diputados para avisarles de que su suplicatorio vulnera garantías

Y Laura Borràs está desesperada. Los suyos le han dado la espalda y de los que no son suyos nada puede esperar.  Le gustaría hacer valer su privilegiado sillón del Congreso para protegerse como si se tratara de un escudo y que la justicia pasara por alto sus 'irregularidades". Por eso ha escrito una carta a todos los diputados en la que avisa de que el suplicatorio que el Tribunal Supremo ha solicitado al Congreso para poder investigarla por su gestión al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC) vulnera garantías.

Borrás remitió este escrito a sus compañeros de la Cámara Baja, la víspera de la votación del suplicatorio que este jueves aprobará el Pleno. En la misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, les informa de que hasta la fecha ni ella ni sus abogados han recibido la notificación de la tramitación de suplicatorio por parte del Supremo.



Por eso, les traslada que cuando éste llegó al Congreso y la Mesa lo admitió a trámite procedió a presentar un recurso de reconsideración al considerar que el Alto Tribunal no respetó lo establecido en el decreto del estado de alarma derivado del coronavirus por el cual se suspendía todos los plazos procesales.

La independentista catalana lamenta que el órgano de gobierno que preside Meritxell Batet desestimara tal reconsideración pese a que "la vulneración de los plazos procesales es una vulneración de garantías". (

Además, y para que dispusieran de toda la información, Borràs les hizo llegar al resto de diputados el escrito de la reconsideración así como un vídeo con la prolija explicación que dio recientemente en una rueda de prensa en el Congreso en la que atribuyó la causa a una "persecución política".

Borràs acusa a PSOE, PP, Vox y Cs de anteponer "la patria a la democracia" 

Borràs ha terminado acusando este jueves a PSOE, PP, Vox y Ciudadanos de anteponer "la patria a la democracia" al apoyar el suplicatorio que ha solicitado el Tribunal Supremo para poder investigarla en lo que, a su juicio, es "un atropello" a sus derechos.

Borràs entiende que muchos de sus compañeros han votado teniendo en cuenta sólo la "presunción de culpabilidad" y sin defender sus derechos que, ha dicho, "también son los suyos", porque cualquier día podrían verse en la misma tesitura. ((La CUP mete mano a Laura Borràs: "Que la guerra sucia del estado no tape nuestra corrupción")

La diputada de Junts ha puesto de relieve que los diputados que van a votar de forma telemática, la mitad de la Cámara, no han podido escuchar sus explicaciones y se pronunciaron a ciegas. 

Piden 15 años de cárcel para ella

Escoltada por el resto de su grupo parlamentario, del que va a seguir ejerciendo como portavoz pese a la investigación del Supremo, ha insistido en que es inocente de los cuatro delitos de los que se le acusa y por los que se le piden 15 años de cárcel.

Borràs ha denunciado que la mayoría del Congreso tenía su voto "decidido de antemano". "La unidad de España justifica cualquier medio aunque el precio sea resquebrajar la democracia", ha proclamado. "Van a atropellar mis derechos. Anteponer a patria a la democracia conlleva estos peajes y espero que su conciencia lo resista", ha añadido.

También ha agradecido a sus compañeros de Junts y a los del PNV, que van a rechazar el suplicatorio, que hayan "preservado el espíritu democrático" de la Cámara y la "presunción de inocencia".
"A la represión se la combate, no se le permite vencer por incomparecencia del rival, aunque el combate esté perdido de antemano porque hacer lo correcto nunca, nunca, nunca puede ser irrelevante", ha dicho, antes de rehusar opinar sobre la decisión de ERC y la CUP de no participar en la votación.

"El triunfo de la represión"

La dirigente independentista ha asegurado que no quiere ser absuelta "por la bandera" que enarbola, pero tampoco "condenada" por las siglas a las que representa. "Tal vez quien vote sí quiera una España cada vez más rojigualda pero les está quedando cada vez más en blando y negro", ha dicho, antes de asegurar que lo único que triunfa con su suplicatorio es "la represión". "Y siempre que triunfa la represión, pierde la democracia", ha abundado.

"Levantarán mi inmunidad, pero no podrán tumbar mi dignidad porque no soy culpable y defiendo con uñas y diente mi inocencia", ha enfatizado, aseverando que ahora es tan "aforada" y "tan independentista" como cuando un juzgado ordinario tramitó la causa que ahora seguirá en el Supremo.

Borràs ha concluido su intervención anunciado que ésta sería última que hablaría de la causa contra ella, ahora que está 'sub iudice'.

ERC y la CUP le dan la espalda

Esquerra Republicana y la CUP se han inclinado por no participar este jueves en la votación del Pleno del Congreso sobre el suplicatorio que ha pedido el Tribunal Supremo para investigar a Laura Borràs, evitando así tener que retratarse con un 'sí' o un 'no', dos opciones que no les convencen plenamente. (Los trapos sucios de Laura Borràs, al descubierto: ¡¡Salen a la luz los emails que demuestran sus chanchullos!!)

Según confirmaron fuentes de ambas formaciones independentistas, 'levantar las manos' en la votación es la opción que cuenta con un mayor consenso entre los dos partidos, ya que así evitan apoyar la apertura de una causa que Borràs atribuye a razones políticas y tampoco votarían en contra de que se investigue un presunto caso de corrupción.

Unidas Podemos se abstuvo en la comisión por considerar que el Supremo no había respetado la suspensión de los plazos judiciales decretada por la pandemia del coronavirus al impulsar el suplicatorio en pleno estado de alarma. Sin embargo, sí han acabado apoyando el suplicatorio en el Pleno para no impedir una investigación sobre corrupción, pero avisando a la vez de que estarán vigilantes para que Borràs sea investigada con todas las garantías.

Ante esta tesitura, todo indica que la unidad de acción del independentismo catalán que reclamó la propia Borràs no se da ni en la comisión ni en el Pleno, porque Junts, socios de gobierno de ERC, repetirá en su rechazo al suplicatorio. (Según ERC, "Laura Borràs arrastra por el fango la estelada". ¡¡Se siguen matando entre ellos por un trozo de pastel!!)

ERC advierte que Borràs pudo evitar el escándalo dejando su escaño

Por su parte, el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, ha negado que haya habido una ruptura de la unidad independentista por el suplicatorio de su homóloga de Junts, Laura Borràs, y cree que ella podría haber evitado la intervención del Tribunal Supremo renunciando a su acta de diputada.

En rueda de prensa en el Congreso, Rufián se ha defendido así de la crítica vertida por la propia Borràs contra la decisión de ERC de no participar en la votación de su suplicatorio que el Congreso ha aprobado este jueves. "A la represión se la combate, no se le permite vencer por incomparecencia del rival", ha comentado la independentista catalana.

Frente a esto, el dirigente de ERC ha comenzado diciendo que su partido no es culpable de la decisión que afecta a Borràs y que si alguien depende su suplicatorio no es de los republicanos catalanes, como tampoco de la CUP o de Bildu --que tampoco han participado en la votación--, sino de los del PSOE, con el que, según ha recordado, Junts gobierna en la Diputación de Barcelona. "Tenían campo para negociar y no lo han hecho", ha apuntado.

"Si fuera de ERC habría dimitido"

Además, ha subrayado que si Borràs hubiese sido un cargo electo de ERC, "todo el mundo sabe" que este suplicatorio ni siquiera se habría llegado a debatir porque la afectada tendría que haber dimitido.

"Tenemos unos códigos internos que nos impiden ser más laxos con los que fuera que con los de dentro. Es pura coherencia", ha dicho el diputado catalán, para añadir que ERC tiene "90 años de historia impoluta" y que "nadie" les va a dar "lecciones" en este país de lo que supone ser "independentista" ni "republicano".

"No debe haber ninguna sombra de duda en cuanto a la corrupción o irregularidades administrativas en el independentismo", ha proclamado Rufián, incidiendo en que "la única persona" que pudo evitar que este asunto llegase al Supremo es Borràs abandonando su escaño en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo, un gesto que ha dicho que vienen pidiéndole "desde hace días" en diferentes negociaciones.

También desde la CUP han lamentado que Borràs no haya accedido a dejar el escaño puesto que esa era, a su juicio, la mejor opción para defender su derechos y también para mantener una posición "digna y solidaria con el conjunto del independentismo".

"¿La conciencia? Bastante bien"

Rufián, que ha dicho tener la conciencia "bastante bien", ha querido dejar claro que para ERC el procedimiento que se ha seguido contra Borràs, además de "viciado", es "tóxico" e "injusto", y que participar en la votación de su suplicatorio era "legitimarlo".

Eso sí, ha recalcado que la decisión de ERC de no participar, pactada con otros partidos independentistas como la CUP y Bildu, fue una propuesta de Junts, aunque luego la formación que lidera Carles Puigdemont rectificó y la vio insuficiente.

"Ellos nos propusieron no participar y, después de unos días les dijimos que sí. Pero, de repente, a Junts no le valía --ha relatado--. Es perfectamente y quizá entendible, viendo que son diferentes familias en el espacio Covergència".

Preguntado sobre si el suplicatorio Borràs puede suponer una ruptura de la unidad independentista, Rufián ha negado la mayor, apuntando que si no se rompió con el pacto entre Junts y el PSOE para gobernar la Diputación de Barcelona, "es complicado" que se rompa ahora con una votación en el Congreso.

 

 

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario