Boris Johnson sorprende con su falta de seriedad ante el cambio climático: "Es muy triste"

  • Política
  • 29-10-2021 | 11:10
  • Escribe: Celeste De Sebastián

El primer ministro británico propone, en tono burlesco, alimentar a los animales con 'carne humana' para conseguir un nuevo equilibrio natural.




A pesar de haber oficializado la 'libertad' de los británicos frente al Covid-19, siendo uno de los pocos países que a día de hoy ha eliminado todas sus restricciones frente a la pandemia, Boris Johnson sigue sin contar con el apoyo de gran parte de la ciudadanía británica.

Y es que, según las encuestas, cerca del 50% de la población británica desaprueba la gestión del primer ministro frente a tan solo un 34% que avala los movimientos del conservador, que ha visto caer en picado su popularidad en el país debido, principalmente, a su actuación frente a la brutal pandemia provocada por el virus chino.



Una popularidad que, sin embargo, no se espera que crezca gracias a una de sus últimas intervenciones, en las que, lejos de preocuparse por el evidente cambio climático que ya ha empezado a experimentar de forma casi incontrolable el planeta, el primer ministro decidía bromear sobre la situación. 

El terrorismo yihadista resurge tras el alzamiento talibán en Afganistán 



Así sucedía en una conferencia sobre el cambio climático para un grupo de niños de 8 a 12 años en donde intervenía Johnson, acompañado de la directora ejecutiva de la organización de conservación WWF UK, Tanya Steele.

"El 97% de los mamíferos son humanos y animales domésticos, mientras que sólo el 3% son animales salvajes" explicaba Steele a los niños, siendo interrumpida por el primer ministro británico, que decidía tirar de ironía y falso humor para restar importancia a la ponente: "es muy triste" comentaba.



Una propuesta absurda ante la urgencia de la crisis climática

Dispuesta a concienciar a los niños presentes de la necesidad de cambiar la estructura actual, Steele obviaba el comentario del primer ministro, instando a los niños a buscar una respuesta a cómo solucionar el conflicto climático: "¿Cómo empezamos a equilibrarlo?"

Momento en el que el conservador decidía dar una respuesta que sorprendía a todos los presentes: "podríamos alimentar con algunas personas a los animales" comentaba el primer ministro, haciendo reír a los niños, y desesperando a su acompañante, que concluía remarcando la necesidad de que los seres humanos asuman la responsabilidad de sus acciones.



El abrazo de la vergüenza entre el independentismo catalán y el brazo político de ETA

Una posición del ministro británico que, sin embargo, es muy distinta a la que el conservador defendía ante la celebracióin de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, ante la que Johnson admitió estar "muy preocupado" de que la reunión no consiga convencer a todas las naciones para tomar medidas que reduzcan y estabilicen el calentamiento global.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario