Belén Esteban nos cuenta el episodio paranormal que vivió con su padre antes de morir

  • Hemeroteca
  • 08-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Laura Abad
La colaboradora ha reconocido que ese momento le "marcó" , cambiando por completo su percepción de la vida.


'Sálvame' se ha convertido, con el paso de los años, en uno de los programas en los que los colaboradores más queridos de Mediaset no dudan en compartir algunos de los momentos más íntimos y personales de sus vidas. 

Así pues, presentadores y colaboradores se han convertido en una especie de 'gran familia' en la pequeña pantalla, donde la audiencia no es más que un miembro más de la familia y que, por tanto, tiene derecho a conocer los momentos más dolorosos o felices de los asistentes al plató, como fue el fallecimiento de Mila Ximénez o del marido de Paz Padilla, siendo muchas veces estas situaciones aprovechadas por el programa para hacer un 'show' de lo más rentable en cuota de pantalla.



Paz Padilla, a punto de ahogarse en directo: uno de sus peores momentos en Sálvame

Los aplicados colaboradores no han dudado, incluso, en hablar de los fenómenos paranormales que ellos mismos han vivido con sus seres queridos. Un tema que Kiko Rivera era el primero en abrir dentro del plató de Sálvame, asegurando que había visto al espíritu de su padre, Paquirri, quien sigue muy presente en su vida.



Anécdota que corroboraba su prima, Anabel Pantoja, que explicaba ante el resto de colaboradores la fuerte presencia del espíritu del torero en su familia,a pesar de haber pasado mucho tiempo desde su fallecimiento.

"Quita la escalera"

Poco después, le llegaba el turno a Belén Esteban, que aseguraba haber vivido un suceso parecido con su padre poco antes de morir.



"Mi padre, cuando estaba muy malito, pocos días antes de morir, me dijo:'niña, quita la escalera'. Cuando mi padre murió, yo fui al columbario, y allí había una escalera. Siempre estaba la escalera" reconocía la princesa del pueblo.

¡Zas en toda la boca! Lydia Lozano le soltó un tartazo monumental a Carlota Corredera



Un hecho que le marcó profundamente, y que sigue siendo un momento muy condicionante en su día a día: "Puede parecer una tontería, pero yo creo en esas cosas. A mí, siempre que iba, había una escalera, y dejé de ir. Puede parecer increíble, la gente no se lo puede creer, pero a mí me ha pasado, que os lo cuente mi familia" concluía, visiblemente emocionada.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario