Belén Esteban abandona Sálvame tras una monumental bronca con Lydia Lozano

  • Hemeroteca
  • 05-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Laura Abad
Momentos como estos se han repetido en Telecinco. Es más, se han convertido en un fijo. Sálvame y el Deluxe, sin broncas, no son nada


Una bronca más en Telecinco. En esta ocasión en el 'Deluxe'. Tras una semana en el ojo del huracán, Belén Esteban se sentó en el plató con la escopeta cargada. Visiblemente nerviosa y con lágrimas en los ojos, la colaboradora tuvo una primera discusión con Kiko Matamoros.

Después, le tocó el turno a María Patiño. Esteban sacó a relucir que un amigo de Fran, su ex marido, la había grabado en su casa con un teléfono móvil y Patiño le pidió que no se hiciese más daño a sí misma y que no sacase a colación esas grabaciones.



Como es habitual y para calentar más el ambiente, Jorge Javier Vázquez hizo entrar en el plató a Lydia Lozano, que había estado ausente de la entrevista y acababa de llegar, y le pidió a Esteban que repitiese lo que había dicho minutos antes. La colaboradora había recriminado a Lydia que dijese que mantenía a Fran, cuando Charlie, su marido, también era un mantenido."¿Tu marido está trabajando?", le espetó Belén. 

Al escuchar esta crítica, Lydia Lozano montó en cólera y argumentó que su marido era arquitecto y que ella no tenía que mantenerle. Lozano arremetió duramente contra Esteban por el 'golpe bajo' y le espetó: "Mi marido no tiene que ir a rehabilitación". "Pues a lo mejor debería", replicó la Esteban.



Tras una fuerte discusión, Belén Esteban se quitó el micrófono, anunció que dejaba 'Sálvame' y se fue del plató de malos modos. Lydia Lozano llorando y, al borde del ataque de nervios, no daba crédito al ataque que había sufrido por parte de su compañera: "Me duele en el alma que un compañero no sepa dónde están los límites", afirmó Lydia llorando a moco tendido.

Belén Esteban estuvo un tiempo apartada de los focos de las cámaras, pero regresó a Telecinco tras confesar sus adicciones. Muchos consideraban que la colaboradora no se había repuesto de este problema y opinaban que volvió demasiado pronto a la televisión. "No quería ser un juguete roto, por eso me fui tres meses", dijo entonces. Ahora, el 'juguete roto' abandonaba de nuevo Telecinco.



Ni un corte de publicidad desde el momento en el que comenzó el programa. Más de una hora y media de tensión. Jorge Javier muy callado durante los momentos más intensos, reconoció: "Creo que Belén no deería haber venido. ¿Deberíamos haber cortado antes? Es la peor manera en la que se ha podido ir, por la puerta de atrás".

"Lo que le ha dicho a Lydia no hay derecho. Me sabe mal por ella, pero también me sabe mal por Belén. Pienso que María Patiño ha dado con el tema. Belén ha hecho de la televisión su vida. Entiendo que no está bien", dijo Jorge Javier.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario