Bale no cambia y Mourinho se lo devolverá al Real Madrid envuelto en papel de celofán

  • Deportes
  • 19-01-2021 | 08:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián

La ficha del jugador no resulta rentable para el Tottenham, que sufre las consecuencias económicas del coronavirus.




"¿Quieres quedarte aquí o irte al Madrid y no jugar?" retaba Mourinho a Gareth Bale, olvidándose de las cámaras, mientras criticaba la actitud del galés en los entrenamientos del equipo.

Una pregunta que dejaba claro el enfado que el técnico portugués tiene con el jugador, que parece no conseguir adaptar su juego al césped inglés, a pesar de que el regreso a sus orígenes parecía la solución a los grandes males del galés en el Real Madrid, que cedía alegremente al jugador, que no cuenta en la estrategia sobre el campo de Zinedine Zidane.



Y es que la situación de Bale con los Spurs no ha cambiado mucho desde que llegó, a pesar de la confianza ciega que el presidente del club, Dani Levy, tenía en el jugador a su llegada. 

Si Sergio Ramos se lesiona de gravedad... firmará automáticamente por el Real Madrid hasta 2022



Una confianza que se desmorona con cada partido, y que hace que Bale se haya convertido ya en el veterano en el banquillo del Tottenham de Mourinho, que únicamente ha accedido a sacar al delantero un total de 45 minutos en los últimos diez partidos disputados por los Spurs.

Una caída en picado de su rendimiento que, sin embargo, no ha hecho bajar su salario, siendo Bale el jugador con mejor ficha del club de Londres.



La economía de los Spurs no puede con Gareth Bale

El Tottenham se ha caracterizado los últimos años por seguir una estrategia de máximo ahorro, siendo en 2018 el único club inglés que ni fichó ni vendió jugadores en el mercado de verano.

Unas situación financiera de los Spurs que no les permite hacer grandes desembolsos; menos aún desde la llegada de la pandemia del coronavirus a las islas británicas, ya que la caída de ventas y la falta de público en los estadios ha provocado una verdadera crisis económica en los clubes ingleses.



El Real Madrid cree que puede recuperar los 60 millones de Jovic en Frankfurt

Una crisis en la que la ficha de Bale supone todo un verdadero sacrificio para el Tottenham, que perdia cerca de 70 millones de euros en 2020, y que ve cómo los ingresos de Bale, 100.000 libras a la semana más alta que el mayor goleador del equipo, no sale rentable.

"Gareth Bale es un jugador cedido hasta el final de temporada. No ha habido un minuto de discusión" ha asegurado Mourinho en rueda de prensa; sin embargo, el técnico ha dejado abierta la puerta de salida al galés, que tiene pocos meses para demostrar que su elevado salario puede aún ser rentable para el equipo inglés, que ya avisa al Real Madrid de su regreso.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario