Ayuso sale en defensa de Castilla y León y pide a Pedro Sánchez que "no moleste"

  • Política
  • 18-01-2021 | 14:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Ayuso traslada su apoyo a Castilla y León:"Si el Gobierno va a seguir sin actuar lo que rogamos es que no moleste"


La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha trasladado su apoyo a la Junta de Castilla y León, presidida por el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, tras pedir adelantar el toque de queda a las 20 horas y encontrarse con la oposición del Gobierno central.

"Si el Gobierno de España va a seguir sin actuar lo que rogamos es que, por lo menos, no entren a molestar", ha lanzado en declaraciones a los medios, desde el Hospital Enfermera Isabel Zendal.


Ayuso ha declarado que desde el Ejecutivo madrileño respetan "cada decisión y cada estrategia contra el virus" que adopten otras autonomías, a pesar que esto no ha ocurrido siempre con la Comunidad.

A su parecer, lo que no puede hacer el Gobierno de España es "estar desaparecido por completo en la lucha contra la epidemia para después aparecer y arremeter contra administraciones inferiores". "Lo hizo primero con Madrid y ahora lo está haciendo con Castilla y León", ha espetado.


Mañueco rechaza que CyL se haya declarado en "rebeldía" y recuerda que el Gobierno dejó toda responsabilidad a las CCAA

Por su parte, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha rechazado que Castilla y León se haya declarado en rebeldía por adelantar el toque de queda a las 20 horas, medida que entró en vigor el pasado sábado, y ha recordado que el Gobierno trasladó a las comunidades autónomas toda la responsabilidad para hacer frente a la evolución epidemiológica del coronavirus.

Así lo ha asegurado Fernández Mañueco en una entrevista concedida al programa 'Más de uno' de Onda Cero, donde ha defendido la decisión de la Junta de adelantar el toque de queda de las 22 a las 20 horas, una decisión que el Gobierno ha recurrido con un recurso contencioso-administrativo.



Al respecto, el presidente de la Junta ha asegurado que las situaciones excepcionales "requieren decisiones excepcionales" y el propio estado de Alarma es una situación excepcional, a lo que ha añadido que según la evolución y el "ascenso vertiginoso" de la incidencia acumulada se "necesitan medidas que protejan la salud de los castellanoleoneses y que hagan el menor daño posible".

Por eso, el jefe del Ejecutivo autonómico ha insistido en defender el adelanto del toque de queda y ha recordado que desde el Gobierno de España se está aconsejando a las comunidades "agotar" todas las posibilidades --antes de tener que recurrir al confinamiento domiciliario-- y por eso en Castilla y León se tomó está decisión "para proteger la vida y la salud de las personas y también al empleo y la economía".

Y así, ha asegurado que las medidas que se tomaron a principios de noviembre para frenar la segunda ola--el cierre de la hostelería, de los centros comerciales y deportivos y de las casas de apuesta--entonces dieron resultados pero en la situación actual en Castilla y León, con un ascenso de la epidemia que se ha multiplicado por 15 en los últimos 17 días, no es suficiente y se requieres "medidas complementarias", lo que ha llevado a la Junta a adelantar el toque de queda.

Para Fernández Mañueco, adelantar el toque de queda "entra dentro del decreto del Estado de Alarma" y de la "capacidad" que se le otorga como autoridad delegada del Gobierno de España en la Comunidad, por eso asume la responsabilidad que tiene sobre "su espalda", y será el Supremo quién dirá lo que hay que hacer, el presidente de la Junta ha rechazado la vía judicial y ha apostado por la vía política porque Castilla y León "es un gobierno leal y abierto al diálogo con todos los responsables políticos".

Alfonso Fernández Mañueco ha insistido en que los Servicios Jurídicos de la Junta han interpretado que el decreto del Estado de Alarma "es opinable y se puede tomar la decisión" de adelantar el toque de queda, una medida que tiene como objetivo "la protección de la vida y del sistema sanitario".

Sobre su conversación con Salvador Illa sobre esta cuestión, el presidente de la Junta se ha limitado a explicar que el ministro de Sanidad le pidió que esperara y ha insistido en que en el decreto del Estado de Alarma no se dice que se requiera la aprobación del Gobierno o de alguno de sus miembros de las medidas que se apruebe, simplemente se requiere la comunicación de esas decisiones.

"Entendemos que el Gobierno ha querido trasladar toda la responsabilidad a las comunidades autónomas y necesitamos que todos, con rapidez y ágilmente, vayamos juntos en la toma de decisiones. El Gobierno de España debe ser más agil", ha subrayado Fernández Mañueco, quien ha defendido la necesidad de aplicar medidas complementarias "ante una incidencia que se multiplica y un ascenso vertiginoso".

El Supremo estudia mañana el recurso del Gobierno por el toque de queda en Castilla y León

Finalmente, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo se reunirá mañana para comenzar a tramitar el recurso presentado por el Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, contra el acuerdo de la Junta de Castilla y León que limita la movilidad en la comunidad autónoma desde las 20.00 horas con el objetivo de doblegar la tercera ola del Covid-19, han informado a Europa Press fuentes del alto tribunal.

El Gobierno ha solicitado medidas cautelares cuya resolución precisa de la emisión de informes por la parte recurrida -- que no son necesarios de haber optado por medidas cautelarísimas--, por lo que, en principio, es poco probable que mañana se decida sobre una posible suspensión o no de la resolución autonómica.

El Gobierno considera que la regulación contenida en el acuerdo vulnera el Real Decreto 926/2000, que, al declarar el estado de alarma, determinó expresamente en su artículo 5 como período para las limitaciones de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno el comprendido entre las 23.00 horas y las 6.00 horas, posibilitando tan solo que las autoridades competentes delegadas pudieran determinar en su ámbito territorial "que la hora de comienzo de la limitación prevista sea entre las 22.00 horas y las 00.00 horas y la hora de finalización de dicha limitación sea entre las 5.00 y las 7.00 horas".

Al fijar Castilla y León como hora de comienzo de la limitación las 20.00 horas, el Gobierno asegura que el acuerdo "infringe nítidamente" la regulación mencionada, sin que tal infracción pueda negarse acogiéndose a las facultades de "modulación" que tanto el artículo 10 del Real Decreto 926/2000 como la disposición transitoria única del Real Decreto 956/2000 otorgan a las autoridades competentes delegadas, toda vez que dicha modulación "comporta la posibilidad de suspender, flexibilizar o relajar las limitaciones, pero no, como es el caso, de intensificarlas o agravarlas".

Para el Ejecutivo, se trata, en consecuencia, de "una restricción de un derecho fundamental que no está amparada por el instrumento jurídico del estado de alarma definido en el Real Decreto 926/2000".

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, abrió este sábado la puerta a la posibilidad de adelantar el toque de queda fijado actualmente, en el decreto del estado de alarma con restricciones de movilidad nocturna, entre las 22.00 y las 7.00 horas para contener el coronavirus.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario