Ayuso coge las riendas del PP y deja en ridículo el planteamiento de Sánchez con los independentistas: "son como un lobo hambriento"

  • Política
  • 09-07-2021 | 21:07
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

El PSOE intenta mitigar la fuerza de la popular recordándole su papel como presidenta de la Comunidad de Madrid, y no como líder de la oposición nacional.




Sobre las 12 y media de la mañana de este viernes, se producía en el Palacio de la Moncloa una de las reuniones más esperadas y más tensas de la agenda de Pedro Sánchez antes de comenzar las vacaciones de verano: su encuentro oficial con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Un encuentro que se producía en un momento en el que la popular goza de un gran empoderamiento, gracias a su mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid en las urnas del 4 de mayo, mientras que el presidente socialista se enfrenta a una total ruptura de su Gobierno, y de su propia ideología con el partido que lidera.



Una diferencia de fuerzas que no ha dudado en aprovechar la presidenta popular para pronunciarse ante el socialista en clave nacional, advirtiendo a Sánchez que "lo que esta pasando" en Cataluña, y las concesiones del PSOE  hacia los secesionistas, es una "humillación" y un intento de "hundir" España, "empobreciéndola y arrastrándola", son un proyecto político que Madrid no secundara.

"Es inaceptable para cualquier español y se repetirá en País Vasco, Navarra y con toda seguridad, en Valencia o Baleares" ha lamentado Ayuso, que ha advertido a Sánchez que corte "las alas a los independentistas", que actúan como "un lobo hambriento" pasando "por encima del Estado de Derecho"español.



El PSOE se rinde a Ayuso

"En España, hay un padre, que es el Gobierno de todos, pero tenemos delegadas competencias. Es una gran familia, y todo lo que ocurre en todas las habitaciones nos ha de importar. No vale que de lo que pasa en Cataluña los demás presidentes no podamos decir lo que pensamos" ha argumentado la popular.

Así pues, ha considerado Ayuso que la situación de 'dar premios' a los independentistas está provocando el enfado y la desestabilización del equilibrio autonómico, algo que sólo podría "poner en peligro la convivencia" entre comunidades autónomas, llevando el país "al desastre".



Palabras que han caído como un jarro de agua fría dentro del Ejecutivo nacional, siendo María Jesús Montero, portavoz del Ejecutivo, la responsable de poner cortapisas a la nueva demostración de fuerza de la presidenta madrileña, recordando públicamente a Ayuso que su papel es únicamente el de presidenta regional.

"La opinión que tenga Ayuso respecto al independentismo y de los indultos será más una posición como dirigente del PP y no tanto como presidenta de la propia Comunidad de Madrid. Habría que preguntarle a ella por qué prefiere hablar de estos problemas antes que de las cuestiones que tienen que ver con los madrileños" ha criticado la socialista. 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario