¡¡Atención!! Pedro Sánchez cambia de discurso: Ahora Cataluña necesita una solución...¡¡política!!

  • Cataluña
  • 14-11-2019 | 21:11
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Ahora Sánchez ya no habla de problema de convivencia entre catalanes sino de conflicto político que exige una solución política... ¡Casado ya lo había anunciado y denunciado!


Que cada que lo entienda como quiera. Pero seguro que algo se esconde detrás del cambio de discurso de Pedro Sánchez sobre el conflicto catalán. Hasta ayer, el líder socialista entendía que el problema de Cataluña era de convivencia entre catalanes. De ahí no le sacaba nadie. Hoy ha ofrecido una nueva versión apenas unas horas después de pactar con Pablo Iglesias un gobierno de coalición.

Ahora Pedro Sánchez se sube al carro de la doctrina independentista y limita el problema catalán a los cauces de la política, porque el conflicto exige "soluciones políticas". Ya no hay problemas en la convivencia entre catalanes, ahora sólo existe una confrontación política a la que los políticos deben dar solución, sin aclarar si mantiene su compromiso ante sus votantes de recuperar el Código Penal para castigar el delito de convocatoria de referéndums ilegales. No ha querido responder a esa pregunta,.


Lo que sí ha querido dejar muy claro el presidente del gobierno en funciones es que el diálogo que tanto reclaman las fuerzas independentistas catalanas  sobre la "crisis política" que se vive en Cataluña ha de darse primero dentro del Parlamento catalán, y ha pedido que se active allí la mesa de partidos ya existente. Y es que hasta Pedro Sánchez es consciente de que en Cataluña el diálogo parlamentario no es más que un monólogo, siempre en la misma dirección, que no cede ante nada porque el independentismo no está acostumbado a dialogar sino a imponer.

¿En qué consiste la solución política que ve Sánchez en Cataluña?

Pedro Sánchez ha ofrecido su versión en el transcurso de una rueda de prensa conjunta con el presidente del Consejo europeo, el belga Charles Michel. En esa reunión, preguntado sobre los compromisos que adquirió en diciembre del pasado año en la denominada cumbre de Pedralbes con Quim Torra acerca de una mesa de partidos extraparlamentaria, Sánchez ha respondido que primero se deben poner de acuerdo entre ellos y que cuando tengan las ideas claras y puedan hablar en representación del pueblo de Cataluña... ya veremos.


Unas horas antes Gabriel Rufián se reunió con la numero dos del PSOE, Adriana Lastra en un encuentro que no ha dado ningún fruto. Rufián ha salido como entró, con el no en la boca a la investidura de Pedro Sánchez. Y eso que hace apenas unos meses suplicaba a Sánchez e Iglesias que se pusieran de acuerdo para darles su voto o, como mínimo, su abstención. La sentencia del Supremo lo ha cambiado todo en ERC, que no se sale de su discurso de protesta contra "la línea represiva" del estado español en Cataluña en lugar de optar por la "línea política".

Y algo ha conseguido Rufián. Unos minutos más tarde Pedro Sánchez hablaba de "problema político" en Cataluña. ¿Será este el primer paso en la reconciliación de los separatistas con Pedro Sánchez, ese paso que viene anunciando y denunciando desde hace meses Pablo Casado? De momento Sánchez ya busca soluciones políticas en donde antes sólo era un problema de convivencia entre los propios catalanes.



"Sólo el PSOE y Podemos son capaces de resolver el problema catalán"

Y Sánchez ha sacado pecho porque la solución de Cataluña solo la tiene él. Él y Pablo Iglesias, que ahora son amigos y socios de gobierno: "el PSOE y Unidas Podemos son las dos únicas organizaciones políticas a nivel nacional que apuestan
por el diálogo dentro de la Constitución para resolver la crisis política en Cataluña. Nosotros vamos a defender siempre el diálogo dentro de la legalidad y vamos a manifestar siempre nuestra voluntad de superar esta crisis política mediante el diálogo dentro de la Constitución", ha dicho.

"Lógicamente los primeros que tienen que hablar son los catalanes. Hay una mesa en el Parlament que tiene que ser activada por los líderes independentistas, que tienen que hablar con la parte no independentista de Cataluña", ha añadido. Y cuando entre ellos, los separatistas y los no independentistas, se pongan de acuerdo entre ellos, que le llamen, ha venido a decir

No ha dicho nada de que esa famosa mesa de negociación propuesta por Torra a Sánchez en la que se debían poner de acuerdo las dos facciones de Cataluña y que tenía que estar moderada por un relator neutral, algo a lo que en su momento se opuso Sánchez y sobre lo que ahora no ha hecho mención alguna.

Y es que ahí nació el distanciamiento del independentismo con Sánchez. Querían arrancartle una negociación para poner en marcha un referéndum como dios manda y Sánchez se negó. La respuesta del separatismo fue votar en contra de sus presupuestos y abocar a la política española a las elecciones. Ahora parece que, más que nunca, Sánchez está dispuesto a sentarse y hablar, como le piden. Veremos hasta dónde está dispuesto a ceder.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario