Asqueroso: una funeraria de Valladolid defraudó 6 millones de euros reutilizando ataúdes

  • Sucesos
  • 31-07-2021 | 09:07
  • Escribe: Redacción

La investigación señala que los ataúdes que no se robaban pertenecían a "drogadictos" o enfermos "infecciosos".




El fallecimiento de un allegado o famiiar siempre es un momento de dolor y de luto, en el que las personas se esfuerzan, sentimental y económicamente, en dar a sus seres queridos un entierro digno, en el que no suelen faltar las flores, o un ataúd al gusto del fallecido.

Una ocasión que el Grupo El Salvador, con sede en Valladolid,ha aprovechado desde 1995 para conseguir un beneficio económico abrumador. Así pues, tal y como señala un nuevo informe policial, la funeraria habría estafado más de seis millones de euros a través de la reutilización de ataúdes.



En total, la empresa habría reutilizado 5.997 féretros durante estos años, más del 73% de las incineraciones totales realizadas, tal y como se ha podido conocer a través de las anotaciones y fotografías realizadas por Justo M.G., uno de los trabajadores del lugar, que almacenó esta información para extorsionar al dueño del negocio.

Condenado a 15 años de prisión por asesinar a su hijo a cuchilladas tras una discusión



Según relata el informe, los empleados hablaban con los familiares del difunto, "impidiéndoles en unos casos presenciar el proceso de incineración y en otros, a través de una puesta en escena realmente deplorable, simulando la incineración en un lugar en el que finalmente no se produciría, ajenos al dolor que este acto supone para los familiares, para posteriormente trasladarlo a otras instalaciones y sustraer los féretros e incluso las coronas y centros florales que estos mismos empleados, llevaban al Tanatorio para su nueva puesta a la venta".

Así pues, los cadáveres eran incinerados sin ataúd, o con las tapas de féretros viejos, mientras que los originales, así como las flores y centros se devolvían a la venta, obteniendo la empresa un beneficio cuya "cifra superaría sin duda alguna los 6.000.000 euros".



Ni drogadictos, ni infecciosos

Sin embargo, no todos los ataúdes eran cambiados por El Salvador. Tal y como destacan los empleados, aquellos que eran de mala calidad no se cambiaban durante los primeros años, aunque sí comenzó a hacerse en el año 2000.

Intocables eran, sin embargo, los ataúdes de fallecidos que fuesen "drogadictos", "monjas", que el fallecido fuese "infeccioso", se le hubiera practicado una autopsia, o porque "oliera mucho".



La Policía aleja el 'fantasma' de un asesino en serie en Valencia: hay un detenido

Del mismo modo, se aseguró que tampoco se tocaban los féretros de los niños, aunque MG sí fotografió el caso de dos bebés que fueron sacados de sus ataúdes para reutilizarlos Eso sí, nunca en el caso de que el ataúd estuviese manchado, o la familia estuviese presente durante todo el proceso de incineración. 

"No merece la pena, vale 100 euros, qué hago yo con un ataúd lleno de sangre y de babas y de mierda, es que eso no se lo cree nadie" se defendía de las acusaciones el dueño de la funeraria, Ignacio Morchón, a pesar de las evidencias existentes. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario