Así será la impresentable movida independentista en Estrasburgo

  • Política
  • 02-07-2019 | 08:07
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El Tribunal General de la Unión Europa falla en contra de las medidas cautelares reclamadas por Puigdemont y Comín. Es la tercera derrota del secesionismo en los tribunales europeos.




Hoy es día de jaleo. Hoy toca follón. A partir de las nueve de la mañana, los ciudadanos de Estrasburgo se van a enterar de cómo las gasta el separatismo catalán. Hasta allí se han desplazado en 90 autocares, dos aviones y coches particulares, una manada de secesionistas dispuestos a hacerse oír reclamando la libertad de los políticos golpistas y, por supuesto, con el lacito puesto. 

El independentismo se manifestará este martes en Estrasburgo (Francia), el día en el que se constituye el Parlamento Europeo tras las elecciones del 26 de mayo, con la duda de si acudirán el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín, que viven en Bélgica.



Convocada por el Consell per la República, la manifestación, que empezará a las 9.00 horas frente a la Eurocámara con el lema 'Omplim Estrasburg' --Llenemos Estrasburgo--, quiere ser una nueva demostración de fuerza del movimiento para defender que Puigdemont, Comín y el exvicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, puedan ejercer de eurodiputados.

Puigdemont, Comín y Junqueras fueron elegidos en sus respectivas candidaturas, pero no han obtenido el acta: los dos primeros porque la Junta Electoral Central les exigió que fueran a recogerla personalmente al Congreso --no lo hicieron por el riesgo a ser detenidos-- y a Junqueras el Tribunal Supremo (TS) le negó salir de la cárcel.



Tanto Puigdemont como Comín elevaron el viernes el caso al Tribunal General de la Unión Europea (TUE), al considerar que tienen inmunidad desde el día que fueron elegidos, y dicho tribunal ha desestimado su petición de acordar medidas provisionales para que se les reconozca como eurodiputados y puedan tomar posesión de su escaño en la Eurocámara este martes, ha informado la Corte europea.

Puigdemont aseguró semanas atrás que su intención es acudir a la sesión constitutiva del nuevo Parlamento Europeo, aunque reclamaba antes un pronunciamiento del TUE.



Además, el expresidente y el exconseller criticaron la semana pasada que el presidente en funciones del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, les negara el acta de eurodiputados alegando que no figuraban en la lista notificada por las autoridades españolas.

Quim Torra causa baja

En relación a Junqueras, finalmente la Sala del Tribunal Supremo, que ha juzgado el proceso independentista, ha accedido a la petición del exvicepresidente de la Generalitat y planteará una cuestión prejudicial ante TJUE para aclarar desde qué momento un diputado electo en el Parlamento Europeo está protegido por la inmunidad parlamentaria, algo que ha pedido también este mismo lunes la defensa de Puigdemont y Comín.



El Tribunal con sede en Luxemburgo resuelve normalmente litigios entre países y las instituciones de la Unión Europea y solo pueden acudir directamente a él particulares si se trata de una decisión de las instituciones comunitarias que les haya afectado de "manera personal", según apuntan fuentes europeas.

Aunque estaba previsto que viajara a Estrasburgo el presidente de la Generalitat, Quim Torra, finalmente no lo hará ante el riesgo de incendios que hay en Cataluña y para seguir la evolución del de La Ribera d'Ebre (Tarragona), ya controlado.

El que sí acudirá a la ciudad francesa será el conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, aunque no está claro aún si estará dentro del pleno o asistirá a la manifestación convocada por el Consell de la República.

También viajará a la ciudad francesa el presidente de la Associació Catalana de Municipis i Comarques (ACM), David Saldoni, que participará en la manifestación e irá acompañado por una representación de alcaldes catalanes.

La resolución del grupo de trabajo de la ONU

La movilización de este martes también quiere exigir al Estado que "cumpla la resolución del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y libere a los presos políticos", en alusión a los dirigentes soberanistas que están en prisión preventiva.

El independentismo ya organizó una manifestación independentista vinculada a las instituciones europeas, cuando en diciembre de 2017 hizo una protesta en Bruselas (Bélgica) contra la situación de los presos y reclamando el apoyo de la Unión Europea.

El pleno del Parlamento Europeo abrirá la sesión a las 10 horas de este martes pero quedará automáticamente suspendida y no se retomará hasta el miércoles para votar un nuevo presidente de la Eurocámara, un retraso provocado por el bloqueo en las negociaciones de los líderes europeos para el reparto de los principales cargos de la UE.

Tercera derrota en Europa del independentismo

Por otra parte, el Tribunal General de la UE ha desestimado la petición del expresidente catalán Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín de acordar medidas provisionales para que se les reconozca como eurodiputados y puedan tomar posesión de su escaño en la Eurocámara este martes, ha informado la Corte europea. Es la tercera vez qude el independentismo pierde un caso ante los tribunales europeos.

El auto del presidente del Tribunal General puede recurrirse en casación, exclusivamente por motivos de Derecho, ante el vicepresidente del Tribunal de Justicia de la UE en un plazo de dos meses y 10 días. Además, el auto que desestima las medidas provisionales no prejuzga la decisión sobre el fondo del asunto, sobre el cual el Tribunal emitirá sentencia posteriormente.

El auto gira en torno al hecho de que Puigdemont y Comín no han sido declarados oficialmente diputados electos, al no cumplir el trámite de acatar presencialmente la Constitución en la Junta Electoral Central.

La semana pasada, los dos eurodiputados electos de JxCat se quejaron al presidente saliente de la Eurocámara, el conservador italiano Antonio Tajani, de que no se les permitiera recoger el acta para ocupar su escaño.

Tajani, por su parte, respondió a los líderes independentistas que no puede tratarles como eurodiputados electos porque su nombre no figura en la lista remitida a la institución comunitaria por las autoridades españolas.

El pasado viernes, Puigdemont y Comín presentaron ante el Tribunal General de la UE un recurso contra esta decisión de Tajani y lo acompañaron de una petición de medidas provisionales para que, hasta que se decida sobre el fondo del recurso, se obligase al Parlamento Europeo a tomar todas las medidas necesarias para que los dos pudieran tomar posesión de sus escaños.

PUigdemont y Comín no estaban en las listas

Para verificar las credenciales de los eurodiputados, el Parlamento Europeo toma nota de los resultados proclamados oficialmente por cada Estado. Puigdemont y Comín alegaron ante el Tribunal que esa proclamación oficial fue la que se hizo el 13 de junio, y no la del día 17, que era la que incluía la lista de electos que habían acatado la Constitución española de manera presencial.

Sin embargo, el presidente del Tribunal considera que la proclamación del día 13 es "un trámite importante y necesario" pero "una etapa intermedia", y no la proclamación "definitiva". Para ello, ha tenido en cuenta que en la proclamación del día 13 se afirma expresamente que ésta es susceptible de recurso contencioso electoral y se especifica la necesidad de acatar la Constitución de manera presencial.

Así las cosas, puesto que es "indiscutible" que Puigdemont y Comín no estaban en la lista remitida por las autoridades españolas a la Eurocámara, el Tribunal concluye que no han sido declarados "oficialmente electos" y, por lo tanto, "no puede prosperar la alegación de los demandantes según la cual el Parlamento debería haber considerado que la proclamación del 13 de junio de 2019 era la declaración oficial".

El acatamiento a distancia, en manos de decisiones nacionales

Por otro lado, el Tribunal considera que corresponde a las autoridades españolas decidir sobre si debería haberse permitido a los demandantes acatar la Constitución a distancia. Es más, recuerda que los demandantes han recurrido --ante el Tribunal Supremo-- la exigencia de acatamiento presencial, y que el asunto aún está pendiente.

Puigdemont y Comín también impugnaban la carta del 20 de junio de 2019, enviada por las autoridades españolas al Parlamento, conforme a la cual quedaban vacantes los dos escaños que les correspondían. La respuesta del Tribunal es que, a falta de una declaración oficial por parte de las autoridades españolas en la que se afirme que los demandantes eran candidatos electos, no hay "ninguna base sobre la cual el Parlamento pudiese verificar las credenciales de los demandantes".

Por todo ello, cree que no hay "ninguna razón" para que el Parlamento deba comprobar si el no haber acatado presencialmente la Constitución lleva aparejado dejar vacantes los escaños, ni tampoco ninguna base sobre la cual el Parlamento deba atribuirles escaños con carácter provisional, hasta que se hayan verificado las credenciales. Así, desestima la petición de medidas provisionales presentada por ambos.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario