Así se ganaba la vida Juanma Moreno antes de la política: sus tres trabajos desconocidos

  • Política
  • 09-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
El hoy presidente de la Junta de Andalucía no lo ha tenido fácil para llegar hasta donde está


Juan Manuel Moreno Bonilla es hoy por hoy uno de los políticos autonómicos más importantes del Partido Popular. Su consolidación como presidente de la Junta de Andalucía durante la pasada legislatura y unos nuevos comicios que apuntan a su victoria han logrado romper el dominio socialista sobre la comunidad autónoma que perduraba desde la restauración de la democracia.

Sin embargo, el líder autonómico del Partido Popular no siempre ha estado en el lado exitoso de los medios de comunicación. Juan Manuel Moreno Bonilla es hijo de una familia humilde, que se vio obligada a marchar a Cataluña durante los años más duros de la dictadura en busca de un futuro mejor. El propio presidente de la Junta nació en Barcelona, aunque cuando pudo, volvió rápidamente a Andalucía a hacer carrera.



No todo iba a ser tan fácil para Juanma Moreno, que ha tenido varios trabajos antes de entrar definitivamente en política, donde también tuvo que empezar desde abajo. "En tiempos mozos", el presidente del PP andaluz trabajó en una pizzería, en un bar y como comercial. Estos empleos le otorgaron la experiencia de cara al público necesaria para manejarse perfectamente con el electorado de la comunidad autónoma. También formó parte de una pequeña banda llamada Cuarto Protocolo.

Con su entrada en política, Juanma Moreno comenzó en el escalón más bajo del Partido Popular, formación a la que se afilió sin pensarlo dos veces con 19 años. El tiempo demostró que estaba llamado a hacer grandes cosas en su comunidad autónoma, por lo que rápidamente fue ascendido a presidente de las Nuevas Generaciones populares. 



Su ascenso no se detendría ahí, y sería llamado por el presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, para que se hiciera cargo de la secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. Durante ese lapso de tiempo, acumuló los méritos suficientes como para ser elegido líder del Partido Popular andaluz en 2014, momento en el que abandonó la política nacional y centró todos sus esfuerzos y atenciones en derribar el dominio socialista de más de 40 años en una comunidad autónoma que jamás había sido gobernada por ninguna otra formación política moderna.

Juan Manuel Moreno Bonilla parece haberlo conseguido. El desalojo de Susana Díaz del Palacio de San Telmo parece también el desalojo total de la izquierda del gobierno de la Junta de Andalucía, que ya no tiene un color político tan claro y decidido antes de los comicios. Aun así, las predicciones y encuestas, por mucho que pese a Tezanos y Sánchez, apuntan directamente a una aplastante victoria de Moreno Bonilla, que probablemente no necesitaría de ninguna formación política para auparse hasta el gobierno y podría mandar en Andalucía en solitario gracias a su mayoría absoluta. Los frutos de un trabajo bien hecho.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario