Así es la vida del Príncipe de Waterloo (por la cara)

  • Cataluña
  • 26-11-2018 | 08:11
  • Escribe: Lucas García

Carles Puigdemont, Comín, Serret i Puig se han adaptado a vivir por la cara en Bélgica.




Carles Puigdemont está viviendo una vida en Waterloo por su ‘cara bonita’. El golpista exiliado ha convertido su casa en Bélgica en la residencia oficial del independentismo.

El president, en su domicilio particular, ya ha recibido varios detalles de los independentistas que van a agradecerle su penosa forma de dirigir Cataluña.



Urnas, regalos, aplausos…

En ese santuario del independentismo ha recibido urnas del 1-O, aplausos a primera hora de la mañana, regalitos del colectivo de la ‘peste’ amarilla. En definitiva, cosas de todo tipo para el fugado golpista que vive por la cara en Waterloo.

Avenida del Abogado, la casa de la República fictica

El Príncipe de Waterloo ha convertido la Avenida del Abogado en su casa, despacho y en el museo de los ridículos independentistas que van a visitar a Puigdemont y a agradecer que se ría de todos los catalanes en su cara.



Puigdemont está reclutado, pero no le falta de nada Puigdemont, tal y como apunta La Vanguardia, está reclutado. Sin embargo, no le falta ningún lujo en Waterloo.

En su casa sigue los partidos de su Girona y vive por la cara, sin castigo, por todas sus sandeces que ha ido haciendo y que ha ido soltando.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario