Así es el piso de Ione Belarra, la secretaria general de Podemos: comparte vivienda con su novio

  • Política
  • 06-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
La todavía líder de la formación morada vive en este curioso domicilio


Cuesta creer que algún político que forme parte de Unidas Podemos mantenga cierta coherencia entre lo que predica y lo que verdaderamente hace en su vida privada. No es para menos: los casos de falta de cohesión entre las palabras y los actos se han repetido a lo largo y ancho de la formación morada, que sufre una de esas plagas difíciles de erradicar y que siempre ataca gracias a la famosa hemeroteca.

Sin embargo, parece que finalmente se ha encontrado un pequeño resquicio de la 'verdadera política' que pregonaba Pablo Iglesias durante su mandato al frente de Podemos. El mismo que acabó comprando un chalet en la exclusiva localidad madrileña de Galapagar y que mantiene un verdadero 'imperio' inmobiliario junto a su pareja, Irene Montero.



Las contradicciones constantes de Unidas Podemos parecen haberse solucionado con Ione Belarra. La actual ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 reside actualmente en una sorpresivamente humilde localización, muy alejada del boato y la exclusividad de las zonas de chalets de otros políticos de Podemos o apartada del centro de la capital de España, otra de las zonas más frecuentadas por los integrantes de alto nivel de la formación morada.

Belarra, quizá para evitar más críticas todavía, ha decidido permanencer en Vallecas en un piso de 83 metros cuadrados. La vivienda fue adquirida en 2019 por Belarra junto a su pareja, Nacho Ramos. Ministra y comunicador han vivido desde entonces en este distrito, sin ningún amago de marcharse a otros lugares más espaciosos y mejorar su domicilio habitual. 



Muchos de los vecinos apenas pueden contener su impresión, conscientes de los antecedentes que rodean a Belarra y al partido en el que milita: "No te puedes imaginar que una ministra viva ahí". Argumentando que "Eso no es un piso, es un pisín", los vecinos de Belarra no salen de su asombro. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce.

A pesar de que Belarra haya mantenido su residencia en este humilde distrito de la capital, no todo está en orden a una vida propia de la clase media que intenta presumir quedándose en el humilde barrio de Vallecas: "Cuando está la persona que les ayuda en casa, no caben". Este importante detalle hace saltar todas las alarmas, puesto que la contratación de un servicio de limpieza externo, en lugar de asumir esas tareas ellos mismos, vuelve a resaltar el doble carácter sostenido por los políticos de Unidas Podemos: no importan las apariencias externas, realmente Belarra ha vuelto a caer en el mismo error de no cumplir con lo que predica.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario