Así es el independentismo 'democrático' con el que pacta Pedro Sánchez

  • Cataluña
  • 17-09-2021 | 11:09
  • Escribe: Redacción

Condenado a dos años de prisión tras agredir a una mujer por tirar a la basura lazos amarillos en Barcelona.




Pedro Sánchez mantiene su apuesta por el diálogo y la concordia para solucionar el conflicto político entre España y Cataluña, asegurando que es la única fórmula para acabar con la violencia y la vía unilateral que proponen desde las filas independentistas.

Independentistas que aseguran que defienden la vía "democrática" de la resolución del conflicto... mientras, a la vez, defienden y subvencionan a grupos radicales, que incendian las calles catanas, destrozan el mobiliario urbano y llegan incluso a agredir a los catalanes "constitucionalistas" que no apoyan su movimiento.



Así educan en las universidades catalanas: "Ganas de fuego, de contenedores quemados y aeropuerto colapsado"

Algo que ha llegado incluso a los tribunales donde, este viernes, un secesionista ha sido condenado a dos años de prisión por un delito de lesiones con el agravante de discriminación por motivos xenófobos e ideológicos, después de agredir a una mujer por retirar lazos amarillos en Barcelona en 2018.



"Extranjera de mierda"

Los hechos ocurrían el 25 de agosto de 2018, cuando la víctima paseaba junto a sus hijos y su marido por el parque de la Ciudatella de Barcelona. Tal y como ha relatado el marido, el agresor acusó a la mujer de quitar lazos amarillos de la vía pública, y le dio un fuerte puñetazo a la mujer.

Ni las explicaciones de la mujer ni de su familia, que aseguraron al independentista que la victima sólo había recogido algunos lazos que se habían encontrado en el suelo, y los había tirado a la papelera, convencieron al agresor, que se avalazó sobre la mujer cuando ya estaba en el suelo, mientras le gritaba "extranjera de mierda, vete a tu país". "¿Cómo me voy a ir a mi país? Soy española" replicaba la mujer.



Lo nunca visto: ERC defiende a Pedro Sánchez frente a Carles Puigdemont 

Ahora, el hombre condenado podrá conmutar su pena de prisión bajo cuatro condiciones: el pago de la responsabilidad civil, a no delinquir durante dos años, someterse a un programa para la prevención de comportamientos violentos y otro programa de aceptación de la diversidad.



Una diversidad que los independentistas catalanes siguen sin aceptar dentro del territorio de la autonomía catalana, demostrándolo una vez más en la primera reunión de la mesa de negociación, donde el nuevo president de la Generalitat no apareció ante los medios de comunicación hasta que fue retirada la bandera española.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario