Así era Puigdemont de niño: del internado en Sant Ferriol a huir de España en un maletero

  • Política
  • 08-05-2022 | 21:05
  • Escribe: Enrique Sanz
El expresidente de la Generalitat no lo tuvo fácil para llegar a ocupar la presidencia de la Comunidad Autónoma catalana


Carles Puigdemont no siempre ha sido uno de los prófugos más buscados de la Justicia española. Durante muchos años fue un ciudadano español respetado y respetable, dentro de los márgenes de la ley y pendiente de todos los problemas que tenían sus amigos y familiares. Sin embargo, su ascenso a la vida política trastocó su vida privada.

Puigdemont nació en Amer, localidad de la provincia de Girona. Acérrimo defensor de esta provincia allí donde fuese, fue educado en los clásicos valores catalanes de respeto hacia sí mismo y hacia los demás, aunque con ocho años entró en el internado de Santa Maria del Collell donde se comenzó a forjar su verdadera educación y formación académica de élite.



El político catalán siempre ha llevado muy cerca su tradición familiar pastelera, a pesar de que él jamás estuviera presente en el negocio de sus padres. Además, su conexión especial con Girona se debe a su nacimiento en aquella provincia y su paso por la alcaldía de la ciudad homónima. La entrada en política de Puigdemont se produce al calor del abandono de su formación universitaria.

Comenzó a estudiar Filología Catalana, pero jamás acabó aquella carrera. Lo dejó para trabajar como periodista en diferentes medios, provocando el inmediato salto a la política regional en 2006. Fue en ese preciso momento cuando navegó bajo la marca de CiU y logró llegar a la alcadía de Girona después de muchos sinsabores.



Su sorpresiva elección como presidente de la Generalitat por parte de Artur Mas cuando este optó por dimitr provocó un auténtico incendio en el independentismo, puesto que no se creía capaz a Puigdemont de tomar las acciones necesarias para lograr que Cataluña iniciara el proceso de desconexión con España. Nada más lejos de la realidad.

Se convirtió en uno de los hombres fuertes del independentismo y supo desbancar al propio Artur Mas, separándose de CiU y creando sus propias siglas para luchar de forma más efectiva por la independencia de Cataluña hasta que decidió enfrentarse directamente a la ley, rompiéndola y desoyendo las normas establecidas por la Carta Magna en 1978: la unidad de España es indivisible.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario