Así define este epidemiólogo la barbaridad que está haciendo el separatismo con el coronavirus: "Activismo pandémico"

  • Cataluña
  • 25-03-2020 | 09:03
  • Escribe: Pablo Ruiz

Un experto epidemiólogo acusa al Govern de Quim Torra de hacer “activismo pandémico”


La Generalitat de Cataluña, con Quim Torra y la consejera de Sanidad Alba Vergés a la cabeza, ha dado un giro de 180 grados en las últimas semanas en lo que a la gestión de la crisis del coronavirus se refiere.

El Govern de ‘RacisTorra’ ha pasado de ignorar el coronavirus promoviendo el acto de apoyo al fugado Puigdemont en Perpiñán el 29 de febrero y asegurando Alba Vergés que “Cataluña no era una zona de riesgo” el 10 de marzo, a criticar al Gobierno de Pedro Sánchez por aplicar unas medidas demasiado laxas (las más duras de Europa).


Confinamiento total

Para presionar al Estado e intentar desprestigiar su gestión de la crisis sanitaria, Torra y sus secuaces se han apoyado en un manifiesto firmado por 70 científicos catalanes que piden el confinamiento total de España.

Un manifiesto no validado científicamente

Sin embargo, dicho manifiesto no ha pasado ningún filtro de validación científica y sus máximos exponentes, los infectólogos y activistas Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet, están adheridos a JxCat y su sueldo depende directamente de la Generalitat, según desvela El Confidencial. 


Este fraudulento manifiesto ha generado las protestas de la comunidad científica, pero ha sido muy aplaudido por el independentismo.

Miquel Porta critica un "uso indecente y dañino" de la situación por parte del Govern de Torra

En este contexto, Miquel Porta, investigador del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas de Barcelona (IMIM) y profesor adjunto de Epidemiología por la Universidad de Carolina del Norte (EEUU), ha denunciado el “uso indecente y muy dañino” que Torra, Puigdemont y sus secuaces están haciendo de la situación de extrema gravedad que vive España y gran parte del mundo.



En referencia al citado manifiesto, Porta denuncia que algunos de los 70 ‘científicos’ firmantes “no tiene ningún conocimiento en políticas de salud pública y hacen el juego a determinados intereses políticos”.

"Estaba desconectado de esta guerra del discurso en Cataluña hasta que apareció este manifiesto y me pareció necesario intervenir. Ese manifiesto es muy negativo y está haciendo mucho daño a los profesionales que están en primera línea de esta emergencia. Hoy mismo me lo han dicho personas que trabajan en la Agencia de Salud Pública de Barcelona y en el comité de emergencias de Canarias. Para quienes sabemos algo de epidemiología y salud pública, esto es inconcebible, una falta de respeto y de profesionalidad increíble”, denuncia Miquel Porta en declaraciones a El Confidencial.

Porta recalca que el manifiesto no ha pasado por los canales de validación científica existentes y que los firmantes de este manifiesto “se han saltado haciendo gala de una gran soberbia”.

Activismo pandémico

"Lo que un científico hace cuando tiene un informe o ‘paper’ es enviarlo a una revista para que haga la ‘revisión por pares’ y luego se publique, o hacerlo llegar a las instituciones públicas a través de los canales transparentes, que existen y funcionan. Lo que un científico no puede hacer es elaborar un manifiesto, que ya para empezar no es ni siquiera un trabajo científico, y soltarlo al escenario político-mediático saltándose las normas y despreciando el trabajo de cientos de especialistas. Esto es hacer activismo pandémico en favor de ciertas causas", añade Miquel Porta.

Transmite un mensaje falso a la sociedad

“Muchos de estos firmantes no tienen idea de las consecuencias o implicaciones sociales que tiene lo que propone ese manifiesto. No lo saben explicar, no pueden exponer los efectos prácticos de confinar totalmente a la población ni el impacto sobre la salud pública porque gestionar una pandemia no es su campo profesional. Es un manifiesto de adhesión que transmite un mensaje falso a la sociedad, y es que todo depende del trabajo de investigadores endiosados, políticos y hasta periodistas. Los que luchan de verdad son los epidemiólogos y los técnicos de salud pública, con base en modelos científicos concretos, junto a los profesionales médicos y de enfermería”, asegura Miquel Porta.

La manipulación electoralista tiene límites

“Imagínese que un cirujano le está operando de tiroides. Debe ir con gran precisión, pero entonces llega alguien y le da un golpe en el codo. Pues esto es mucho más grave porque hablamos de la vida de miles de personas, de las consecuencias económicas y de la calidad democrática de una sociedad. Los principales promotores de esto saben perfectamente que así no se hacen las cosas. Se puede enviar un estudio científico a revistas explicando las medidas de confinamiento propuestas y que estas lo revisen con rapidez. Lo han hecho el grupo de Imperial College y ‘The Lancet’ sin ningún problema. La manipulación electoralista tiene límites, y estas personas los han traspasado”.

Más activistas que infectólogos

Tal y como apuntábamos al inicio del artículo, Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet, las cabezas visibles de este manifiesto, firmaron un documento de adhesión a Junts per Catalunya en mayo de 2019, y ambos trabajan en el Instituto Germans Trias y Pujol de Badalona, que depende de la Generalitat de Torra.

Oriol Mitjà incluso se ha atrevido a decir que “es necesario un recambio” al frente del Comité de Gestión Técnico del Coronavirus del Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, no consta ninguna crítica de Oriol Mitjà sobre la precaria situación que vive la mermada sanidad catalana por culpa de la pésima gestión de la Generalitat durante los últimos años.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario