¡¡¡Asalto al furgón blindado!!!

  • Cataluña
  • 30-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Pedro Riscal

Máximas medidas de seguridad en el traslado de los presos golpistas a Madrid


Una vez sabido que el Supremo descarta la excarcelación de los dirigentes independentistas para el juicio por riesgo de fuga y reiteración delictiva, los políticos acusados de rebelión que se encuentran en prisión provisional en cárceles de Cataluña serán trasladados a Madrid este viernes, 1 de febrero, para que puedan asistir al juicio en el Supremo, que comenzará en los próximos días, según la providencia remitida por el alto tribunal a las partes.

La logística del traslado

Inicialmente estaba prevista la fecha del 29 de enero para el traslado, pero la medidas de seguridad, que se están extremando en las últimas horas, han aconsejado el retraso del traslado a Soto del Real i Alcalá Meco.

De acuerdo a una notificación del presidente del Tribunal, Manuel Marchena, al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la fecha prevista para el inicio del juicio sería alrededor del 5 de febrero.

Según la logística planificada para el día, los Mossos trasladarán a los presos desde Figueres (Dolors Bassa), Tarragona (Carme Forcadell) y Lledoners (Oriol Junqueras, Quim Forn, Raül Romeva, Josep Rull, Jordi Turull, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart) hasta Brians 1 en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), tras un recorrido de unos 50 kilómetros. Se sabe que los Mossos trasladarán con turismos de vídrios tintados a Forcadell y Bassa mientras que los hombres se trasladarán en furgoneta sin logotipo hasta Brians. 

Una vez allí se producirá un cambio de custodia con la Guardia Civil, que será quien se encargará de la vigilancia de su traslado hasta Soto del Real los hombres y Alcalá-Meco las mujeres. Allí permanecerán recluidos mientras duren las sesiones del juicio.

Medidas se seguridad extremas

El Ministerio del Interior ha extremado las medidas de seguridad para evitar contratiempos, redoblando el personal policial que en condiciones normales se haría cargo de la custodia de los furgones. 

Tienen motivo para redoblar la vigilancia porque hasta las dependencias policiales han llegado avisos y chivatazos acerca de posibles acciones que podrían llevar a cabo grupos radicales favorables a los políticos encarcelados. Los CDR, apoyados por organizaciones como la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) han anunciado su intención de acompañar en su recorrido a los presos para que noten la proximidad de los suyos.

"Llenemos las autopistas de dignidad"

También está previsto que los agentes encuentren dificultades para acceder a las cárceles catalanas en un último intento de evitar la salida de los furgones rumbo a Madrid. El Ministerio del Interior y la Generalitat intentarán minimizar las acciones de los grupos independentistas que a través de las redes sociales han anunciado concentraciones frente a Lledoners. Especialmente peligrosos son los llamados Grupos Autónomos de Acciones Rápidas (GAAR), nacidos en la red social Telegram para frustrar el Consejo de Ministros del pasado 21 de diciembre en Barcelona. Los GAAR han llamado “al conjunto de la ciudadanía de la República de Cataluña” para evitar el traslado a Madrid. “Llenemos las calles y las autopistas de dignidad”, dicen, porque "si los presos se van, no volverán”.

Por su parte, los Comités de Defensa de la República (CDR), afines a la CUP, han reclamado a la ciudadanía que esté “atenta a las redes” ante próximas convocatorias. Y la Asamblea Nacional Catalana (ANC) —que promueve la vía unilateral para la independencia— ha organizado un “acompañamiento” a los presos durante el traslado, con presencia de sus militantes en los arcenes y puentes del trayecto con pancartas y banderas esteladas.

El descredito en el mundo de la justicia española

Además, el grupo independentista Judicis (Juicios) estudia una estrategia para sabotear el traslado movilizando a sus bases con el fin de interponer todos los impedimentos posibles al viaje a Madrid de los imputados: cortar carreteras, organizar sabotajes diversos y acompañar en caravana a los furgones de las Fuerzas de Seguridad. Son los mismos que tienen previsto extender sus protestas a Madrid y otras capitales europeas para tratar de extender allí el caos. El objetivo final es propagar el descrédito de la Justicia española en le mundo.

Se sabe que habrá concentraciones frente las prisiones catalanas para entorpecer el traslado, lo que podría desembocar en cargas y detenciones, algo que ya empieza a ser habitual en territorio catalán en los últimos meses. 

El viaje, de noche y sin escalas

El viaje se hará de noche y sin una sola parada. Una comitiva actuará de avanzadilla para examinar el terreno ante la posibilidad de cualquier emboscada que pudiera sobrevenir durante el trayecto. Informaciones policiales contemplan la intención de que los activistas traten de forzar algún pinchazo durante el recorrido, algo que complicaría la logística, aunque las ruedas de los furgones están perfectamente preparadas para este tipo de contingencias.

Torra y Colau los recibirán en Madrid

Quim Torra y Ada Colau han anunciado que estarán presentes en Madrid a la llegada de los presos para mostrarles su solidaridad, así como otros cargos públicos que tienen prevista su presencia en la capital de España para seguir de cerca el juicio.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario