-->

Arrimadas se siente engañada por el pacto de Sánchez con Bildu

  • Política
  • 21-05-2020 | 20:05
  • Escribe: Celeste De Sebastián

El PSOE y Unidas Podemos pactan con Bildu para derogar parte de la reforma laboral del PP.


El Gobierno, formado por el PSOE y Unidas Podemos, anunció en la tarde del miércoles un pacto con Bildu para derogar de forma íntegra la reforma laboral del Partido Popular.

Horas después, el partido político liderado por Pedro Sánchez emitió un comunicado por la polémica causada en la que rectificó y comentó que la derogación sería íntegra sino parcial. (La perra de Inés Arrimadas da la nota en directo: ¡¡El disparatado momento en imágenes!!)


A pesar de esta rectificación, Ciudadanos (y en concreto Inés Arrimadas) está muy molesto con el Gobierno ya que no han engañado a la formación naranja, que les dio el 'sí' a la prórroga del estado de alarma.

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, puso la condición, para darle el 'sí'  a Pedro Sánchez, de excluir a los separatistas catalanes y vascos de los pactos y de las negociaciones.


El PSOE aceptó esa condición pero poco después de conseguir su objetivo con el estado de alarma anunció el acuerdo con Bildu, según ha asegurado el diario La Razón.

La formación naranja se siente engañada por el Gobierno español, que esperó a después de la votación para presentar el pacto con Bildu por miedo a perder el apoyo de Ciudadanos.



La reacción del PP

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, ha asegurado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "ha entregado" a Bildu la "derogación" de la reforma laboral a cambio de su abstención en la quinta prórroga del estado de alarma por el coronavirus.

"Sánchez le ha entregado a Bildu la derogación íntegra de la reforma laboral a cambio de su abstención", ha protestado la diputada 'popular' en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter antes de la rectificación del PSOE.

Álvarez de Toledo también ha cuestionado a Ciudadanos por apoyar con el voto afirmativo la prórroga del estado de alarma por unos 15 días, que ha calificado como "tramposa y lesiva". "Sinceramente, no entiendo cómo Ciudadanos ha podido apoyar esta tramposa y lesiva prórroga", ha denunciado.

Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de "engañar" a Ciudadanos tras haber pactado con EH Bildu la derogación de parte de la reforma laboral de 2012 y "ocultarlo" a los grupos parlamentarios que apoyaron la quinta prórroga del estado de alarma. (Inés Arrimadas apunta al Gobierno de Sánchez las muertes por coronavirus)

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, García Egea ha explicado que "lo que no se puede hacer nunca" en política es "engañar a los socios con los que vas a seguir negociando". Así, ha declarado que ya avisó de que "Sánchez acabaría traicionando a Ciudadanos" tras haber ocultado y pactado "derogar una reforma laboral" que "está protegiendo" durante la crisis del coronavirus a "muchas personas" en los ERTEs.

En este sentido, el dirigente 'popular' ha advertido que el Gobierno "está negociando" con Bildu sobre "la salud de los españoles" y ha alertado de que "la mayoría de la moción de censura" se ha roto después de "engañar a los socios".

Asimismo, ha avisado a los partidos políticos que alinearse con el Ejecutivo de Sánchez para prologar el estado de alarma "va a tener consecuencias" en la ciudadanía porque "no se van a fiar".

"Todo aquel que vote para mantener el mando único de irresponsabilidad en el que se ha convertido el estado de alarma va a tener consecuencias", ha dicho García Egea, para después señalar que no se puede negociar "con la salud de los españoles". "El que se acerque a Sánchez va a pasarle factura porque los ciudadanos no se van a fiar", ha advertido.

Por último, ha destacado que "el tono pausado y moderado" de Sánchez y el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, contrasta con sus "decisiones". "Quien quiere pactos de Estado no entrega Navarra a Bildu ni lo vuelve elegir para la alarma", ha denunciado.

La reacción de Abascal

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha criticado al Gobierno de Pedro Sánchez por "firmar públicamente su alianza con ETA" después del acuerdo entre PSOE y EH Bildu para derogar algunos de los puntos de la reforma laboral de 2012 aprobada por el PP.

En una mensaje publicado en redes sociales, recogido por Europa Press, Abascal ha denunciado que el Ejecutivo "ha ocultado" en el Congreso el pacto con la formación vasca, tildándolo de "grave". (Abascal ya está curado: ¡¡Negativo en coronavirus en solo una semana!!)

"Grave el qué. Grave cómo. Grave con quién", ha escrito en su cuenta de Twitter el líder de la formación verde, muy molesto tras enterarse del acuerdo.

En este contexto, el líder de Vox ha señalado que, con el acuerdo, el Gobierno "firma públicamente su alianza con ETA". "En el aquelarre para destruir el futuro de España no podían faltar los que más la odian", ha apuntado, para después añadir que "van a hacer mucho daño" antes de llegar a la "fase Libertad", en referencia a la desescalada por el coronavirus.

La torpeza de siempre: otra rectificación

El PSOE ha anunciado a última hora del miércoles una matización al acuerdo alcanzado con EH Bildu para derogar la reforma laboral de 2012 aprobada por el PP en la que no aparece la palabra "íntegramente" y los cambios a realizar de manera urgente se limitan únicamente a tres puntos.

En un comunicado, el partido liderado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aclarado el primer punto del acuerdo suscrito entre PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu que recogía la reforma íntegra de la ley con el compromiso de que esta derogación sea "efectiva antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis originada por el Covid-19".

En la matización, el PSOE aclara que la reforma laboral se llevará a cabo con el compromiso de recuperar "los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012". "Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos".

En concreto y de manera urgente, según el nuevo texto, se modificarán tres aspectos de la misma: la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad, las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo y la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

El Consejo de Ministros ya aprobó el pasado mes de febrero la derogación del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores, que permitía a las empresas despedir a trabajadores y trabajadoras que estuviesen de baja por causas médicas justificadas, una medida con la que quería beneficiar particularmente a las personas con discapacidad o con enfermedades de larga duración, que suelen tener más bajas de corta duración por razones vinculadas a sus patologías.

En cuanto a las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, el objetivo de la reforma es el de hacerlo llegar "más allá" de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo.

El tercer aspecto hace referencia a otros de los puntos que están contemplados en el acuerdo programático de gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos como es la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

El acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu para la derogación de la reforma laboral se ha conocido poco después de finalizar el Pleno en el Congreso de los Diputados en el que se ha aprobado la quinta prórroga del estado de alarma, que se extenderá hasta el 7 de junio, una votación en la que la formación vasca se ha abstenido.

El resto de los puntos del acuerdo contemplaban la flexibilización de la regla de gasto para entidades locales, forales y autonómicas. En concreto, el documento difundido recoge que estas entidades "dispondrán de mayor capacidad de gasto para políticas públicas destinadas a paliar los efectos sociales originados por la crisis del Covid-19", que no se computarán en la regla de gasto en el caso de las entidades locales.

Asimismo, se establece que la capacidad de endeudamiento del País Vasco y de Navarra "se establecerán exclusivamente en función de sus respectivas situaciones financieras".

Además de estos dos puntos, el acuerdo señala que tanto PSOE como Unidas Podemos "darán cuenta al Grupo Parlamentario Euskal Herria Bildu del avance en el desarrollo y grado de implementación de los acuerdos alcanzados".

Las tres formaciones afirman suscribir este acuerdo con el fin de "adoptar las medidas necesarias para profundizar en las garantías de escudo social y económico para el conjunto de pueblos y trabajadores del Estado".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario