Anonymous declara la ciberguerra a Rusia: el Banco Central hackeado y 35.000 archivos expuestos

  • Política
  • 26-03-2022 | 07:03
  • Escribe: Celeste De Sebastián
El Kremlin no se ha pronunciado sobre este ataque, pero mantiene su estrategia de desinformación para hacer calar su mensaje a nivel nacional.


La guerra entre Rusia y Ucrania dura ya más de un mes; un mes en el que las principales ciudades ucranianas han quedado completamente destruídas debido a los continuos misiles lanzados desde Rusia, mientras que miles de personas siguen intentando llegar a la frontera de Ucrania para ponerse a salvo de los ataques rusos.

Dura decisión ante la que la Unión Europea, la OTAN y Estados Unidos han decidido movilizarse, no entrando en conflicto directo con Rusia, pero sí enviando ayuda humanitaria y militar al país invadido, a la vez que se han creado penalizaciones internacionales al país de Vladimir Putin.



Pero no sólo ha sido la política internacional la que se ha movido en defensa de los intereses ucranianos: así pues, el grupo de 'hacktivistas' Anonymous ha cumplido con sus amenazas a Rusia, atacando el Banco Central de la Federación Rusa.

La lista de la compra de Yolanda Díaz sonroja mientras España pasa calamidades



Un ataque en el que han obtenido más de 35.000 archivos, con acuerdos y documentación confidencial que podrían poner al Kremlin en un serio aprieto; del mismo modo, la asociación anónima ha asegurado haber realizado redadas cibernéeticas en organizaciones como el regulador de medios ruso Roskomnadzor, o el servicio de inteligencia ruso, FSB, obteniendo otros miles de documentos clasificados, entre los que se encontraría el plan de Rusia para conquistar Ucrania.

Documentos que, tal y como han advertido, se filtrarán a la red pública dentro de 48 horas, cumpliendo así Anonymous con el castigo prometido al país invasor.



Rusia no confirma el ataque

Por el momento, el Kremlin, ni ninguna fuente oficial del Gobierno ruso se ha pronunciado sobre el ataque de la asociación a su principal agente económico, aunque las fotografías de documentos privados que han comenzado a circular por la red podrían confirmar el ataque al Banco Central ruso.

Silencio que, sin embargo, no se ha extendido a la fuerza propagandística del Kremlin, que sigue haciendo grandes esfuerzos para convencer a la población rusa de la necesidad, y del objetivo "democrático" del ataque a Ucrania.



Manuel Hernández, el camionero que ha puesto contra las cuerdas a Pedro Sánchez

Una propaganda que Putin ha centrado en la desinformación, tejiendo una realidad alternativa ante toda su ciudadanía, y evitando que información veraz o contrastada, que pueda acabar con su discurso imperialista, entre en los medios de comunicación rusos, o a través de las redes sociales, manteniendo la idea ante sus votantes de que los rusos son las verdades "víctimas" del nazismo ucraniano, y que el conflicto armado es un intento de liberación de la población "oprimida" por Zelenski.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario