Anécdotas históricas curiosas, divertidas e interesantes

Anécdotas históricas curiosas, divertidas e interesantes

14/01/2023

| Laura Abad

Facebook
Twitter

Hemos reunido una selección de anécdotas cortas protagonizadas por incluso anécdotas anónimas

- Anécdota de Calígula:

Cuenta Suetonio, historiador y biógrafo romano que, Calígula, uno de los más temibles emperadores de Roma se encontraba decidiendo de entre toda una fila de hombres quién habrían de ser castigados y llevados a ser despedazados ante las fieras. Se fijó que había dos que no tenían pelo, el primero y el último y Calígula solo dijo: “Calvo ad Calvum”, de calvo a calvo, frase histórica que ha quedado con el significado de “todos, del primero al último"

- Anécdota divertida de Mozart:

Siendo Mozart aun un adolescente, aunque ya virtuoso, se le acercó un joven de su edad y le preguntó cómo se componía una sinfonía.

Mozart le contestó que tenía que aprender durante muchos años para siquiera intentarlo.

El muchacho, enfadado con la respuesta le dijo:

-Pero tú ya componías a los diez años.

Mozart, sin torcer el gesto contestó:

- Sí, pero no tenía que preguntar cómo.

- Anécdota de Alejandro Dumas:

El hijo de Alejandro Dumas decía de su padre, que era mulato.

-Es tan vanidoso que sería capaz de sentarse en la parte de atrás de su coche para hacer creer a la gente que tiene un criado negro.

- Más anécdotas de Dumas:

El mismo Alejandro Dumas hijo estaba un día con una amiga que le comentaba: 

- Debe ser desagradable para usted ver que su padre tiene costumbres tan relajadas.

- No señora, porque lo que no me sirve de ejemplo, me sirve de excusa.

- Anécdota corta de Einstein:

Se dice que Albert Einstein no habló hasta los cuatro años y sus padres estaban muy preocupados, pero una noche, durante la cena, por fin articuló palabra y dijo:

- "La sopa está demasiado caliente".

Sus padres sorprendidos, le preguntaron por qué no había hablado antes y él respondió:

- "Por que todo estaba en orden".

- Anécdota graciosa de Picasso:

Un buen día, una señora preguntó a Picasso:

- ¿Cómo puede pintar así?

- Pinto lo que veo, señora, respondió Picasso.

- "Lástima que no vea lo que pinta, comentó la señora sin inmutarse".

- Anécdota ingeniosa de Albert Einstein:

Un día, un periodista estaba entrevistando al genio Albert Einstein y no se le ocurre otra cosa que decirle: 

- ¿Me podría explicar la teoría de la relatividad?

Einstein, con su particular sentido del humor le dijo: 

- ¿Me puede explicar usted cómo se fríe un huevo?

- Por supuesto, contestó el periodista.

- De acuerdo, ahora hágalo imaginando que no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego".

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario