¡¡Andrea Janeiro destrozada!! Los trapos sucios de Belén Esteban salen a la luz en el peor momento posible

  • Famosos
  • 31-03-2020 | 09:03
  • Escribe: Redacción

Andrea ha crecido y sufrido la frustrada relación de sus padres




Se cumplen 20 años de la salida de Ambiciones de Belén Esteban. Aquel día marcó un antes y un después en su vida y en la de los protagonistas. 

Belén se marchó con su hija Andrea de 7 meses para no volver y Jesulín no podía prever la que le iba a caer encima. (Andrea Janeiro calla esto sobre Alejandra Rubio. ¡¡La hija de Terelu Campos desenmascarada!!)



20 años de exclusivas y platós en los que Belén ha contado todo lo que ha querido y más sacándole el mayor de los rendimientos posibles. 

La colaboradora de Sálvame ha señalado que se marchó porque se "sentía despreciada". "Estaba hasta el coño. No era feliz, no podía seguir allí. Me invitaron a salirMe dijeron que cogiera a mi hija y me fuera porque dije que estaba harta delante de todos. La convivencia era horrible. A mí Jesús nunca me ha echado. Tuve una discusión y me fui", contó. 



Belén recuerda su salida de Ambiciones

Mucho se ha rumoreado durante estas dos décadas sobre qué es lo que ocurrió realmente para que la Esteban tomara tal decisión. (La audiencia pone en 'cuarentena' a Belén Esteban por este problema de higiene en su cocina)

"Me llamaron puta y Jesulín no me defendió", explicó aunque nunca ha revelado públicamente quién lo hizo. Ahora hemos podido saber que Belén se sinceraba poniendo nombres y apellidos a la culpable de todo y no fue ni más ni menos que Carmen Janeiro, hermana del diestro. 



La de Paracuellos, tampoco llegó a quedarse nunca callada y contó varios episodios vividos con la que por entonces era su familia política. 

"Un día que estaba enfadada, Jesulina llegó a escupir cerca del carricoche de Andrea". Lo cierto es que Belén nunca ha tenido reparos en hablar con desprecio de su excuñada y su familia política. "Jesulina dice que es modelo. Me río. ¿Modelo de qué? ¡Ah, sí! Ha hecho algún desfile del centro comercial. ¡Qué más quisiera el gato que lamer el plato! Yo no me he operado de nada", aseguraba antes de haber pasado por quirófano en varias ocasiones. 



Belén, antes de caer en la adicción a los estupefacientes señaló que "no me echaron de Ambiciones por fumar porros. En aquella época no sabía ni lo que eran". 

Los enfrentamientos con la que había sido su familia política no cesaban y Umberto Janeiro, padre de Jesulín llegó a acusar a Belén de ladrona. "Mi hijo me dijo que le faltaba dinero. Coincidió que venía Belén y le pusimos una trampa para ver si era ella. Nunca vi que se llevara dinero, pero faltaba". "Yo no robé jamás", sentenció ella. 

Jesulín también se pronunció

"Se ha ido ella y yo ya no quiero que vuelva", dijo el torero al poco de romper su relación. 

Sin embargo, Jesús, no se quedaba callado e hizo una grave acusación sobre la madre de su hija. "Un día me tiró…", decía él en una grabación emitida en Sálvame. De pronto la grabación se paró y Belén brotó. "¿Qué le tiré? ¡Si hubiera hecho eso, haberme denunciado. No tienes vergüenza!", dijo. 

Belén se sincera

"Acababa de parir, no tenía un duro, te recuerdo que iba a la farmacia a por la leche y te lo fiaban, para luego tú ir a pagarlo, yo tenía que llevar el ticket a Ambiciones", llegó a confesar. 

"Nunca me quisieron, me veían como una lagarta", afirmó. 

Durante aquella época, Belén, vivió una auténtica pesadilla. Reveló haber sufrido amenazas y confirmó que la policía le había dicho que tenía el teléfono pinchado. 

La imagen de Jesulín plantado frente a la casa de los padres de Belén tirándole las bolsas de basura con las pertenencias que aún tenía en Ambiciones marcaron un antes y un después en su vida y fue entonces cuando se alzó con el título de "la princesa del pueblo". 

Andreíta toma partido

A la joven hija de Belén Esteban nunca le ha gustado que su madre ponga a caer de un burro ni a su padre ni a la familia de éste. (Belén Esteban calla, pero Andrea Janeiro se lo veía venir... ¡¡Cuernos confirmados!!)

De hecho, Andreíta, tomó partido por su tía Carmen que se convirtió en su tía más querida. Por eso, Belén, y teniendo muy en cuenta a su hija decidió enterrar el hacha de guerra y firmó la paz con Carmen Janeiro. 

Sin embargo, la joven tampoco perdona todo el mal que le han hecho a su madre ya que ha sufrido lo indecible. 

Andrea sabe que todo lo que ha hecho su madre ha sido por y para ella. Para ofrecerle lo mejor y asegurarle un futuro lejos de la televisión. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario