Ancelotti tiene cuentas pendientes con la Supercopa y puede ser su peor pesadilla en el Madrid

  • Deportes
  • 11-01-2022 | 09:01
  • Escribe: Luis Villaescusa
El italiano no pudo levantar el trofeo en su anterior etapa de blanco y no quiere que se repita la historia


La Supercopa de España es algo más que un título para Carlo Ancelotti. Es una cuenta pendiente. En su anterior etapa en el Real Madrid, el italiano consiguió todos los títulos a excepción de LaLiga y la Supercopa. Este año, todo apunta a que se embolsará el campeonato nacional, y busca en Arabia Saudí sacarse la espina para completar su palmarés.

Carlo Ancelotti se marchó del Real Madrid en 2015 con los laureles de haber sido el técnico que trajo la Décima, pero con un sabor de boca amargo en su última temporada. El equipo había empezado como un cohete pero se desinfló en la segunda mitad del curso y se quedó en blanco, sin ningún título. Este año, con el equipo líder destacado y a un nivel altísimo, no quiere que le suceda la misma historia y quiere sumar cuanto antes su primer trofeo de vuelta en el Bernabéu.



Simeone, entre ceja y ceja

El Real Madrid se enfrentará en las semifinales al Barcelona este miércoles, y la otra plaza en la final se la disputarán el Atlético de Madrid y el Athletic. Los culés, estando como están, no parecen un rival a la altura de los madridistas, que buscan imponerse en su quinto Clásico consecutivo. El deseo de muchos merengues es enfrentarse al Atlético de Madrid en la final, pero nadie lo desea más que Ancelotti.

Los rojiblancos fueron los que privaron al italiano de levantar la Supercopa de España en 2014, como venganza a de la final de Lisboa unos meses antes. Simeone mandó a todo su equipo a defender tanto en la ida en el Bernabéu (1-1), como en la vuelta en el Calderón (1-0) y se llevó el trofeo a pesar del asedio de los blancos en ambos partidos. Este año espera empezar a saldar las cuentas con el argentino en Riad. 



Además, la mayoría de sus jugadores sabe bien lo que ganarle una Supercopa de España al Atlético en Arabia Saudí. Hace dos años, con Zidane en el banquillo, los blancos se impusieron en la final en los penaltis después de un partido muy bronco, marcado por una acción en el último instante en la que Fede Valverde fue expulsado por una entrada por detrás a Morata cuando el delantero se marcha solo a la portería. De aquel equipo que se proclamó campeón en 2020 solo faltan Ramos y Varane.



A por el pleno

Ancelotti espera que la Supercopa de España sea la base de una gran temporada para el Real Madrid. El regreso del italiano ha puesto al equipo a tope y solo piensa en completar la obra que no pudo terminar en su primera etapa. El título de Liga está encarrilado, con los blancos líderes destacados a cinco puntos del Sevilla, el único perseguidor que sigue a duras penas el ritmo imparable de los merengues.

En Yedda, buscará la otra muesca que le falta en su palmarés con el Madrid para entrar en el selecto club que han ganado todos los títulos posibles con el Real Madrid, algo que solo han conseguido Miguel Muñoz y Zinedine Zidane. Ancelotti acude a Arabia Saudí con una espina clavada que una de dos, puede hundirse aún más, o puede arrancarse y ascender al podio de la historia del Real Madrid. 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario