Álvarez de Toledo, recibida a huevazos por los proetarras al ir a Bilbao para defender la Constitución Española

  • Política
  • 07-12-2019 | 08:12
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

La del Partido Popular lamenta que el PSOE se posicione "al otro lado".


Cayetana Álvarez de Toledo ha celebrado el Día de la Constitución española participando en un acto del Partido Popular en Bilbao.

Durante su estancia, varios grupos de radicales la han escracheado, llegando a lanzarle huevos al grito de "fascista". 


Sin embargo, Álvarez de Toledo no ha perdido en ningún momento al sonrisa, saludando a los intolerantes, y recordando el papel fundamental de la Constitución frente a los movimientos de odio.

"Esa es la gran importancia de la Constitución Española" - ha afirmado la del PP - "es un monumento a la reconciliación española. Es la paz civil española, es lo que pone fin a décadas de enfrentamiento, de odio, de exclusión, de segregación, de dictadura y de guerra". 


Una nueva crisis española, pero no la primera

"Estamos en un momento crucial y difícil de la historia de España, aunque no es el primero" ha admitido Álvarez de Toledo.

Momento difícil por la decisión del Gobierno en funciones del PSOE, de acercar posturas con los independentistas y radicales catalanes y vascos. (El PP quiere echar del Congreso a los que utilizaron la burla para acatar la Constitución)



"Los movimientos separatistas catalanes y vascos siempre han existido, pero la dramática novedad ahora es que el PSOE, que antes estaba en el bloque constitucionalista, se ha pasado al otro lado". 

La posición socialista preocupa mucho a la popular, ya que intenta organizar un Gobierno en el que los secesionistas tienen la llave de la Moncloa, y por tanto, de la democracia y estabilidad españolas.

"Ahora estamos celebrando la Constitución a las puertas de un gobierno de sedición porque quien tiene la llave de ese gobierno, quien tiene en estos momentos el futuro Gobierno de España en sus manos, es un delincuente, una persona que ha sido condenada a 13 años por sedición, por organizar una operación de acoso y derribo a nuestro modelo de convivencia". 

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario