Alsasua perpetró el enésimo y vomitivo aquelarre contra la GuardIa Civil

  • Política
  • 01-09-2019 | 11:09
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

El municipio navarro recupera una de sus fiestas más polémicas, vigilados muy de cerca por los cuerpos de seguridad del Estado.


Tras la cancelación del evento en 2017, en la que se detuvieron a ocho jóvenes, vuelve el 'Ospa Eguna' al municipio navarro de Alsasua.

Esta 'celebración', conocida como el "día del adiós", es una manifestación pública de rechazo hacia la Guardia Civil.


"Manos manchadas de sangre" es una de las recurrentes críticas de los jóvenes de Alsasua a la Benemérita, la cual consideran que tiene un ánimo torturador "por el mero placer de torturar". 

Desde primera hora de la mañana del sábado, decenas de jóvenes proetarras llenan el pueblo de pancartas contra el Cuerpo, mientras piden a sus habitantes "trabajar por su extinción". 


"Nunca consigo que me sea indiferente la presencia policial. La Guardia Civil representa todo lo que siempre detesté:la obediencia ciega, la mano ejecutora de la injusticia" se puede leer en una 'Carta al Madero'.

Vigilancia estatal al acto proetarra

Sindicatos policiales, asociaciones de víctimas del terrorismo e incluso la Fiscalía General del Estado habían solicitado a la Audiencia Nacional que suspendiera esta 'celebración'.



La solicitud fue rechazada por juez Central de Instrucción nº2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno. Sin embargo, si se ha encargado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la vigilancia y seguimiento de todos los actos que tengan lugar en Alsasua durante estas celebraciones, por si se detectasen actividades de enaltecimiento o exaltación de ETA, lo que se podría considerar apología del terrorismo. (¡El Ayuntamiento de Bilbao retira una placa en memoria de una terrorista asesina!)

Quien sí ha dado la aprobación total a la celebración del 'Ospa Eguna' es el Ayuntamiento local que, tras las últimas elecciones, está dirigido por Bildu. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario