¡¡Albert Rivera anima a los españoles a "darse el gustazo" de echar a Sánchez de la Moncloa!!

  • Política
  • 27-04-2019 | 11:04
  • Escribe: Redacción

Albert Rivera cerró la campaña electoral con un último golpe al PSOE, liderado por un Sánchez que solo quiere “dividir y polarizar” la sociedad.




El líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, animó este viernes a los españoles a "darse el gustazo" el próximo domingo cuando vayan a votar y escoger la papeleta que permitirá echar a Pedro Sánchez y, al mismo tiempo, llevar a Cs a la Moncloa.

"Daos el gustazo" y "coger la papeleta naranja que vale doble, porque por una cara echas a Sánchez y por la otra llevas a Ciudadanos a la Moncloa", señaló durante un mitin en Valencia, advirtiendo de que si el presidente del Gobierno continúa en el poder "con los separatistas y Podemos", España "seguirá bloqueada".



En cambio, la formación naranja quiere "poner en marcha España", impulsando las reformas pendientes, y tiene "el único proyecto que une a los españoles", ha asegurado Rivera, que ha acusado a Sánchez de intentar "dividir y polarizar" a la sociedad y "alimentar a los populismos para que se enfrenten al resto". "Es una grave irresponsabilidad", añadió.

Según ha manifestado, Ciudadanos nació "para echar a personajes como Sánchez de la Moncloa, para que nadie vendiera el país a los que quieren romperlo, para que los populistas no llevaran la economía y para gobernar España", un objetivo que ve posible conseguir en estas elecciones generales. Porque aquí "se respira victoria" y esta campaña tiene "el equipo con más ganas y con más ilusión", mientras otros partidos "están tristes y desinflados”, destacó.



El objetivo de Albert Rivera en las elecciones generales

Albert Rivera busca superar al PP en las elecciones generales de este domingo tras una campaña centrada en atacar al candidato del PSOE, Pedro Sánchez, advirtiendo de que pretende pactar con los partidos independentistas y nacionalistas. (Rivera le pide a Casado que deje repartir ministerios a Vox y se centre en echar a Sánchez).

La campaña electoral de Cs ha girado en torno a la idea de que, después del 28 de abril, solo hay dos opciones: o gobierna Sánchez junto a Podemos y con el apoyo partidos como ERC, el PDeCAT, el PNV o Bildu, o gobierna la formación naranja junto al PP para no dar "ni agua" al nacionalismo. Ese fue el escenario que dibujó la Ejecutiva de Ciudadanos a mediados de febrero, tras la convocatoria de elecciones anticipadas, al negarse a pactar con el PSOE, y que luego confirmó Rivera al proponer al PP un futuro Ejecutivo de coalición.



Durante un tiempo, el candidato de Cs insistió en que lo importante no era cuántos escaños consiguiera su partido y cuántos el PP, porque el objetivo era poder sumar una mayoría alternativa a la que pueda encabezar el presidente del Gobierno.

Rivera se ve con opciones de llegar a la Moncloa

Sin embargo, la situación cambió a comienzos de esta semana a raíz de los debates electorales, de los que Rivera salió muy satisfecho por el papel protagonista que tuvo y que, según la formación naranja, provocó un aumento de su apoyo electoral. Es por eso que en los últimos días de la campaña, ha repetido el mensaje de que hay un empate entre el PP y Ciudadanos en las encuestas y que, por lo tanto, tiene opciones de encabezar un Gobierno. 



Además, a lo largo de estos quince días, el líder de la formación naranja ha hecho varios llamamientos a los electores indecisos y ha animado a la participación en los comicios, consciente de que si esta es baja, le podría perjudicar. "Ciudadanos va a dar la campanada", aseguraba Rivera estos últimos días, evocando los buenos resultados de su partido en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña y Andalucía. Eso sí, a continuación advertía de que la diferencia entre el bloque de Sánchez y el de sus oponentes por la derecha iba a ser de solo unos pocos escaños.

Rivera sostiene que el candidato del PSOE es un "peligro público" y que echarle de la Moncloa es una "emergencia nacional". Además, lo ha descrito como un político "sectario" que promueve la división y la polarización. El enfrentamiento entre ambos se vio claramente en los debates electorales, que permitieron a Rivera interpelar al presidente socialista sobre el supuesto plagio de su tesis doctoral, los casos de corrupción del PSOE o los posibles indultos a los separatistas. (Álvarez de Toledo no se cree el veto de Rivera a Sánchez).

Facebook Twitter

Deja tu Comentario