Al cobarde Puigdemont ya no le defienden ni sus amigos: "Se arrugó, mintió y huyó"

  • Cataluña
  • 01-11-2021 | 09:11
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Carme Forcadell reniega ahora de la vía unilateral para la independencia, y reconoce los errores cometidos en 2017.




Pese a que Carles Puigdemont sigue defendiendo, desde su refugio de Waterloo, ser un 'exiliado' catalán, y ser perseguido injustamente por la Justicia española y, por ende, por el Estado español opresor, pocos son ya los que confían en el discurso del fugado de Bélgica.

Y es que, a las reticencias de Oriol Junqueras sobre el regreso del ex president de Cataluña, se unen las declaraciones de Carme Forcadell, ex presidenta del Parlament de Cataluña y mano derecha del fugado, que critica ahora la cobardía de Puigdemont en 2017, que arrastra hasta la actualidad.



"Se arrugó, mintió y huyó" ha asegurado Forcadell a la periodista Pilar Urbano, en una entrevista publicada por el diario 'El Español'.

Así pues, la ex presidenta del Parlament ha lamentado que el delito de declarar la independencia unilateral  en 2017 fue "un delito cortado", debido a la cobardía del entonces president: "Puigdemont se asustó, temió las consecuencias, le asustó la cárcel, 'soy muy joven para pasarme veinte años o más en la cárcel', dijo, se doblegó, y no se atrevió a declarar la Independencia".



Fachín deja como un trapo a Gabriel Rufián y le define como lo que es, un mentiroso patológico

"Llegado el momento, Puigdemont duda, o cede a las presiones, que no fueron pocas" reconoce Forcadell "y nos decepciona a todos, con esa 'declaración de independencia...a la nada'".



Sin embargo, lo que más parece decepcionar a la ex presidenta indultada son las mentiras y la fuga de Puigdemont, que se mantuvo en libertad mientras el resto era condenado y metido en prisión por el procés secesionista: "Antes de la fuga, mintió. Tal vez para disimular y despistar, consciente de que la Policía le seguía; o para asegurar la operación".

Reconoce los errores cometidos en 2017

Unas mentiras de Puigdemont, unidas a su condena en prisión por el procés independentista del 1 de octubre, que han llevado a Forcadell a reconocer que la independencia unilateral no es una vía factible, apoyando ahora la vía del diálogo explotada por ERC.



"Yo dudo ahora mucho que sea buen camino volver a la independencia unilateral" ha confesado "Me inclino más por explorar y utilizar la vía de negociar con el Estado. Es cuestión de echarle valentía [...] y ganas de arreglar el conflicto".

Las cuentas no salen: 2,3 millones de indepes se han perdido de camino a la república imaginaria

Unas ganas de arreglar la situación en Cataluña que han provocado que Forcadell haga autocrítica, entonando el mea culpa, y reconociendo que en 2017 dejaron de lado a una gran parte de la ciudadanía catalana, la que no deseaba la independencia.

"He pensado que debíamos haber sido más empáticos con los catalanes no independentistas, pero favorables a la autodeterminación, a mayor grado de autogobierno. Lo de la DUI se hizo apresuradamente, no fue bien, creó dolor, frustración y división" ha reconocido Forcadell, distante ahora a las premisas defendidas por Puigdemont desde Waterloo.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario