Advierten del peligro de Illa en Cataluña: "Un comparsa de los separatistas"

  • Cataluña
  • 12-01-2021 | 08:01
  • Escribe: Redacción

Sergi Doria recuerda en ABC que Salvador Illa sería "más de lo mismo" en Cataluña si ganara las elecciones


La reflexión es de Sergi Doria en el ABC. En su artículo sin desperdicio, Doria expone una duda razonable sobre Albert Illa como candidato socialista (y constitucionalista) en las elecciones catalanas. Y se pregunta: "¿Más de lo mismo?".

Salvador Illa utiliza a Sanidad para su campaña electoral


Los primeros que confundieron a Pujol con Cataluña fueron los socialistas de Cataluña (…)  Con la mayoría convergente, la política catalana queda cegada por la remunerada «omertá» del Oasis. El PSC y los restos del PSUC no alzan la voz.  (…) Los desencantados del PSC acomplejado por no ser suficientemente nacionalista fundan Ciudadanos. (…) Ciudadanos fue la gran esperanza para los catalanes opacados por el nacionalismo (…) Ciudadanos murió de éxito. Ganó las elecciones catalanas y sumó 57 escaños en el Congreso. Paradójico. Ante el 14-F la demoscopia les otorga una quincena de escaños. (…) 

Otro tripartito disfrazado de bipartito

¿Dónde está [el PSC] cuando se excluye al castellano en las escuelas? ¿Seguirá blanqueando la sedición juzgada y condenada? ¿Reeditará el desastroso tripartito que condujo al nuevo Estatuto, aquella reforma de la Constitución por la puerta de atrás? ¿Querrá arañar votos a los Comunes con un izquierdismo sectario e infantil? ¿Optará por los votos huérfanos de la convergencia moderada para resucitar, esta vez con Esquerra, la «sociovergencia»?


La guerra de las encuestas en Cataluña. ERC vs PSC. ¿Quién ganará las elecciones?

Es muy posible otro tripartito, disfrazado de bipartito: PSC y ERC en la Generalitat; Comunes menguantes aportarán en el Parlament los votos que cuadran mayorías. O PSC y Comunes gobernando y ERC apoyando. Más de lo mismo”.



Decálogo para superar el "más de lo mismo"

“Primero. Desmontar las mentiras del separatismo. Ejemplo: llamar «conflicto entre España y Cataluña» al desafío de una parte de Cataluña (independentistas) al sistema constitucional español.

Segundo. Romper la nociva placenta de treinta años de pujolismo y diez deprotogolpismo. Promover la cocapitalidad de Madrid y Barcelona: hacer visible la presencia del Estado en Cataluña (enmendar el inmenso error de socialistas y populares)

Tercero. Impedir la expulsión social del castellano por quienes lo consideran lengua «impropia».

Cuarto. Reconocer alto y claro, no con la boca pequeña, la cultura catalana en castellano y el protagonismo de Barcelona como plaza editorial del libro hispanoamericano. (…)

Séptimo. No olvidar a Josep Borrell, único líder del PSC con un discurso alternativo al nacionalismo. Escuchar a los socialistas que añoran la antigua Federación catalana del PSOE.

Piden a Albert Rivera que intervenga en las elecciones catalanas apoyando a Ciudadanos

Octavo. El «procés» lo impulsa una oligarquía extractiva. La República Catalana: estado «ad hoc» para consolidar hegemonía. Aliñado con mucha «carroña sentimental» (Marsé dixit). (…)

Noveno. Izquierda y nacionalismo: un oxímoron. El PSC debe dejar de ser comparsa de esa ideología reaccionaria: llámese Esquerra, Junts, CUP, o «socialismo» de Ernest Maragall. (…)

Décimo. (…) Pero la mitad de los catalanes siguen ignorados por una administración de parte.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario