Ada Colau está más preocupada por el futuro de Messi que por el coronavirus, los okupas y la delincuencia en Barcelona

  • Cataluña
  • 27-08-2020 | 09:08
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Mientras la Ciudad Condal se hunde ante una evidente crisis social y sanitaria, la alcaldesa sólo se pronuncia sobre la salida del argentino de los azulgrana.


Ada Colau ha sido una de las que se ha pronunciado acerca de los rumores de la salida de Leo Messi del Barcelona, después de que el jugador argentino confesase ante los medios su deseo de salir del club culé.

"El Barça ha pasado por enormes dificultades y grandes crisis y siempre ha resurgido. Estoy convencida de que saldrá adelante" ha asegurado la alcaldesa, afirmando que espera que "se haga todo lo posible" desde el club azulgrana para que Messi siga en el club. (La 'fuga' de Leo Messi del Barça escuece al independentismo más que la de Puigdemont)


Así lo ha comunicado al final de una rueda de prensa sobre el inicio del próximo curso escolar, reconociendo que la salida de Messi sería una "mala noticia" para el club azulgrana, y para Barcelona.

La preocupación demostrada por la alcaldesa ante la salida del argentino ha levantado, sin embargo, muchas ampollas en la sociedad catalana, golpeada durante meses por una fuerte crisis social, sanitaria y económica, para la que Colau aún no tiene solución. (Estos son los cabecillas separatistas que llevan sangre franquista en las venas)


Barcelona se hunde en una brutal crisis social sin precedentes

La Ciudad Condal no está pasando por uno de sus mejores momentos, debido en gran medida por los fuertes rebrotes de coronavirus que golpean a su ciudadanía. Y es que Cataluña es nuevamente la comunidad autónoma más afectada por el coronavirus, registrando más de 100.000 nuevos casos.

Pero no es la única crisis a la que tiene que enfrentarse este año la alcaldesa de Barcelona; también la okupación de sus calles, por parte de bandas ya organizadas, ha generado un fuerte malestar entre los habitantes de la Ciudad Condal. (El autor de la 'Constitución Catalana' se da de bruces contra la realidad: ¡¡Fuera golpistas!!)



No en vano, en el primer semestre de 2020 Barcelona registraba 2.644 casos de okupación ilegal de viviendas, según los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior.

También la delincuencia callejera es un fuerte desestabilizador social para Ada Colau, para el cual la alcaldesa no tiene solución; en el primer trimestre de 2020, barcelona ha registrado un total de 39.230 infracciones penales, entre las que se encuentran 41 agresiones sexuales, 1 secuestro, 4 homicidios y 4.722 robos con fuerza en domicilios y establecimientos.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario