"Acosados, perseguidos y destrozados": La denuncia de los Mossos unionistas

  • Cataluña
  • 13-01-2019 | 13:01
  • Escribe: Eva Martín

Los Mossos unionistas denuncian la situación de acoso a la que se ven sometidos por el independentismo


Los Mossos no independentistas se han manifestado delante del edificio donde está ubicado el Departament de Interior y han expresado su indignación por la persecución a la que están sometidos por otros agentes.

El no comulgar con la política de Puigdemont y de Torra les ha llevado a esta situación. “Acosados, perseguidos y destrozados”, así explican lo que les están haciendo “los otros”. La cabo de los Mossos d'Esquadra, Inma Alcolea, reclama “igualdad ante una ley disciplinaria que se está aplicando solamente de manera desproporcionada y desleal a los Mossos que no son soberanistas”. (¡Tenía que acabar pasando! Independentistas y unionistas, a hostias en Barcelona).

Los Mossos independentistas tienen vía libre para insultar y acosar

Los Mossos soberanistas tienen “carta blanca” para insultar al portavoz de C’s Carlos Carrizosa, le llaman “capullo”, a la jefa de la oposición la llaman “idiota”, a Miquel Iceta y Pablo Casado “fascistas”, a la delegada del Gobierno “cínica, mentirosa y vividora” y al Rey Felipe VI lo tratan de “criminal que vende armas y que fomenta y hace terrorismo”. Todo esta ha sido publicado en tuits y no ha pasado nada. (Sánchez: "Lo siento independentistas, ustedes no tienen la mayoría social").

Hay una doble vara de medir, el ‘perla’ que ha escrito estos tuits, Albert Donaire, en muchas ocasiones, ha hecho llamamientos de desobediencia de la administración catalana en España. Ha pedido en las redes sociales “acabar con el fascismo y el racismo dentro del cuerpo policial”: “Si a los manados procesados por rebelión les dices golpistas te sancionan con 11.000 euros y sin sueldo”. Sin embargo a ellos “les sale gratis”, ha manifestado indignada Inma Alcolea.

Esta manifestación la han apoyado los partidos constitucionalistas y representantes de la coalición Unidos Sí. Su persecución está causada por tener una ideología política distinta a la del Gobierno de Torra y Puigdemont, por pensar diferente. ¿Se puede ser más hipócrita? Sus constantes lloriqueos contra el Gobierno por mantener en la cárcel a políticos solo “por su ideología” es precisamente lo que están haciendo desde el Govern. (La alcaldesa golpista de Vic tendrá que dar la cara por su vil adoctrinamiento).

Los políticos golpistas no tienen de qué quejarse

Los políticos que están en la cárcel tenían claro que si incumplían la ley les podría pasar factura. Defendían una ideología, y su cargo conllevaba unos privilegios. Tenían un sueldo que ya les gustaría a los Mossos que se juegan la vida en muchas ocasiones y cuando han tenido ‘problemas’ a sus familias no les falta de nada y sus abogados los pagan todos los catalanes. Y si no ya existe una asociación supremacista y racista, la ANC, que les cubre los gastos. Según ellos, son aportaciones de independentistas pero a la larga se probará que también lo ha subvencionado la Generalitat. Una vergüenza.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario