Abuso de poder: Jorge Javier Vázquez no se atreve con Gema López

  • Famosos
  • 06-01-2021 | 09:01
  • Escribe: Blanca Torres

Tras las Campos, Belén Esteban o Antonio David, el presentador no se ha atrevido a enzarzarse en una guerra con Gema López




Jorge Javier Vázquez no ha tenido valor para plantarle cara a Gema López y decirle lo que piensa después de que ésta le haya acusado de 'abusar' de su posición de poder en Sálvame el día en que se enfrentó con Belén Esteban en el Deluxe.

"Toda la mesura que tuvo con María Teresa Campos no la tuvo con Belén. Fue un poco abuso hacia alguien que está por debajo", aseguró la periodista, unas palabras que han enervado a Jorge Javier, pero a las que ha respondido con mucha contención y educación: "Lo siento, Gema, pero no fue así. Precisamente me contuve con Teresa porque no quería que me sucediera lo mismo que con Belén, no porque con la Esteban me sintiera más fuerte", asegura en su blog de Lecturas.



El drama de María Patiño: ¿Mala profesional o envidia cochina?

El presentador, sin embargo, no ha tirado con bala contra Gema como si ha hecho en anteriores ocasiones con colaboradores de Mediaset que le han criticado por alguna u otra razón, como ha sucedido con los encontronazos que tuvo con las Campos, con Antonio David o con la propia Belén Esteban. Jorge Javier nunca tiene piedad, pero con Gema no ha tenido el valor suficiente para contraatacar. ¿Por qué?



Desde hace tiempo, se viene especulando con que Gema López tiene más poder en Sálvame que otros colaboradores. A pesar de que da la imagen de estar en segundo plano, la periodista movería muchos más hilos de los que parece...

La contención de Jorge Javier

Jorge Javier Vázquez ha asegurado en su blog, en este sentido, que con el paso del tiempo ha ido aprendiendo a contenerse mucho más: "Una de las cosas que más me inquietan de mi trabajo en televisión es saber en qué momento no podré controlarme. Creo que cada vez soy más dueño de mis emociones y de mis impulsos, pero cada cierto tiempo (y no sé por qué) pierdo los estribos y tiembla el misterio. Son fogonazos, pequeñas mascletás, manotazos en el aire que tengo que reconocer que me liberan. Quizá tengan que ver con esa contención de la que tenemos que echar mano, no solo durante las horas de directo, sino también en nuestra vida diaria", explica.



La presión mediática y social tiene parte de culpa, según él, en esas salidas de tono que tiene de vez en cuando: "Sales a la calle y te sientes un poco vigilado por las miradas de la gente que te reconoce, por esos codazos que se dan unos a otros cuando pasas a su lado, por esas veces que pillas a alguien intentando hacerte la foto sin que te des cuenta cuando estás en un restaurante. Entonces es como si el depósito de la contención se fuera llenando poco a poco y un día todo estalla por los aires. Antes explotaba mucho más porque tenía menos cuerda y estaba menos a gusto con mi vida. Lo que te pasa en tu día a día es inevitable que luego traspase la pantalla".

La mejor Nochevieja de Jorge Javier: "De los mejores fines de año que recuerdo"



No obstante, aunque considera que ahora está más calmado, cree que es positivo tener 'arranques de ira' de vez en cuando: "Ahora vivo más tranquilo y se nota en mi trabajo. No reniego de mi época más conflictiva, pero aspiro a que mis 'performances' sean cada vez más espaciadas en el tiempo. Que no desaparezcan del todo. Porque perder la sensatez de vez en cuando no es solo que sea sano, es que, además, es necesario", concluye.

Lo dice precisamente en un momento en el que está sembrado de polémicas por sus enfrentamientos con varios colaboradores. Eso sí, con Gema López no hay narices. Sabe que tiene muchas tablas y que el tiro puede salirle por la culata.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario