Abatido un enfermo mental tras agredir a un agente con un cuchillo y amenazar a su familia

  • Sucesos
  • 13-01-2021 | 06:01
  • Escribe: Álvaro Jiménez

La Guardia Civil ha abatido a un joven con problemas mentales que portaba un cuchillo


Un enfermo mental de 30 años ha sido abatido a tiros por la Guardia Civil en Andorra (Teruel) tras sufrir un brote de esquizofrenia, amenazar a su familia con un cuchillo e intentar acabar con la vida de un agente de la Benemérita.

El joven sufrió el brote en su domicilio, en el que mantuvo durante horas encerrados a sus padres y a su hermano, que recibió un disparo en la pierna durante la intervención policial.


¡La Guardia Civil le ha detenido! El de los disparos a las fotos del miembros del Gobierno es un exmilitar

El fallecido, con un cuchillo y un destornillador en su poder, amenazó a sus padres y a su hermano con asesinarles. Durante horas, la familia vio peligrar su vida ya que el joven estaba fuera de si debido al brote esquizofrénico.


La familia dio la voz de alarma en torno a las cinco de la tarde del pasado lunes y varias unidades de la Guardia Civil se desplazaron hasta el domicilio con el objetivo de reducir al chico de 30 años.

¡La Guardia Civil alucina! Un hombre intentó colar en España 120 bellotas de hachís...¡en el interior de su cuerpo!



Según ha informado el periódico local La Comarca de Alcañiz, que cita fuentes policiales, el enfermo mental mostró una actitud muy violenta con los agentes de la Guardia Civil.

Los efectivos del Instituto Armado desplazados hasta el lugar intentaron calmarle por todos los medios aunque no tuvieron éxito por lo que procedieron a reducir al chico de 30 años, que iba armado.

La Guardia Civil encuentra un cadáver en avanzado estado de descomposición en una playa de Santanyí

En ese momento, el joven se abalanzó sobre uno de los agente de la Guardia Civil con el cuchillo en la mano y varios agentes abrieron fuego ante el riesgo de que pudiese acabar con su vida.

La citada fuente ha señalado que el enfermo mental de 30 años llegó a apuñalar al agente de la Guardia Civil aunque se salvó debido a que llevaba un chaleco antibalas que evitó que la hoja del arma blanca le hiriese.

Los servicios sanitarios intentaron reanimarle

Los servicios sanitarios desplazados hasta el domicilio de esta familia de Andorra (Teruel) intentaron reanimar al chico de 30 años tras recibir el disparo pero no lograron salvarle la vida.

El hermano del fallecido tambien tuvo que ser atendido por los médicos allí mismo tras recibir un balazo en una pierna. Posteriormente fue trasladado al Hospital Comarcal de Alcañiz (Teruel). Su vida no corre peligro.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario