¡Abandonado, con el corazón roto y sin hogar! Esta es la triste historia de Naru

  • Mascotas
  • 24-09-2020 | 09:09
  • Escribe: Álvaro Jiménez

Naru es un perro de 11 meses que estuvo en la perrera y que ha sido abandonado por sus dueños a los pocos meses de adoptarle


Naru es un perro al que le han arrebatado la felicidad de un golpe. Tras pasar sus primeros meses de vida en la perrera fue adoptado por una familia que ahora ha decidido dejarle en la calle.

Ahora, la protectora Por los pelos de Toledo se ha hecho cargo de él y le está buscando un nuevo hogar en el que le den el cariño y la felicidad que lleva buscando desde que nació.


¡Pulseras solidarias para salvar su vida! Lass pasará por el quirófano mientras busca una familia

Naru fue llevado a la perrera nada más nacer junto con sus hermanos y su madre. Allí no lo pasó nada bien pero logró que una familia se fijase en él y le adoptase.


Según han explicado voluntarias de la protectora a Don Diario, cuando su vida empezaba a ser una vida plena y feliz les comunicaron que no pueden tener a Naru "por más tiempo".

Tao, el Golden retriever ciego que tiene su propio perro guía



"Un día eres el perro más feliz del mundo y al otro te quedas solo, sin saber que será de ti en los próximos días", ha escrito la protectora Por los pelos en su cuenta de Instagram para explicar el caso de Naru.

"Como ya sabéis, no somos una protectora con refugio. Sacamos a los perros directamente de la perrera y tan solo contamos con casas de acogida. Naru no tiene a donde ir y necesita desesperadamente vuestra ayuda", han añadido.

Abandonan a un perro mastín en su propia casa y rompe la cisterna del baño para salvar la vida

Las voluntarias de la citada protectora ubicada en Toledo están buscando una casa de acogida o una nueva familia para que adopten a Naru, que se ha quedado sin hogar de la noche a la mañana.

Según explican en un post de Instagram, es un perro que está enseñado, cariñoso, educado, sociable y con muchas ganas de jugar. Además, está en un perfecto estado de salud y es de tamaño mediano.

Naru, obligado a irse de su casa

"Parece ser que a su casero no le ha hecho ninguna gracia que el pequeño creciera más de lo que él esperaba (aún siendo de tamaño mediano)", ha contado la protectora a Don Diario sobre las explicaciones que ha dado su actual familia para dejarle sin hogar.

"A pesar de ser un perro muy bueno y educado en casa, el casero obliga a su familia a deshacerse de él o no les renovará el contrato de alquiler", ha añadido la protectora Por los pelos.

Deja tu Comentario