A Wismichu le sale caro el 'bocadillo'

  • Medios
  • 23-10-2018 | 06:10
  • Escribe: Sergi Concha

El famoso youtuber Wismichu organizó una reproducción de una película falsa en Sitges y los asistentes entraron en cólera




El pasado Festival de Cine de Sitges trajo consigo uno de los momentos más polémicos en los últimos años. Ismael Prego, más conocido como Wismichu, anunció la reproducción de su "primer largometraje", 'Bocadillo', en la sala Retiro, pero no existió. 

El supuesto largometraje, al que habían acudido nombrosos fans y expertos del mundo del cine, era simplemente una escena en bucle donde los actores pedían bocadillos en un bar. Nada más. El público presente pidió explicaciones y que se le devolviera el dinero, pero Wismichu se había salido con la suya.



La intención del youtuber era grabar la reacción de los asistentes, hacer como una especie de experimento sociológico, pero el tiro le salió por la culata. Ahora está siendo objeto de todas las críticas y ha perdido seguidores en las últimas semanas. 

Pasados unos días, el propio Wismichu acabó reconociendo la broma y, aseguró que todo lo recaudado en torno a 'Bocadillo' irá destinado a causas benéficas. Aún así, reírse de la industria del cine, de los fans y de un festival tan prestigioso, podría salirle caro en un futuro. 



El perdón del Festival de Sitges

Partes de la broma o cómplices de ella, el reputado festival tuvo que salir al paso de la jugada y pedir disculpas a todos los asistentes que asistieron a la 'falsa película'. Ángel Sala, el director de tal festival, tuvo que retractarse por culpa del youtuber.

"Sé que hay gente a la que no le gustó y me disculpo con los que se hayan sentido ofendidos, pero también quiero denunciar la actitud de ciertos voceros impresentables que han insultado a miembros de mi equipo, que son profesionales impecables", dijo Sala. 



"En las redes hay gente opinando con mucho talento, pero también hay otros que sólo buscan extender el odio y destruir. Nosotros queremos apoyar a las nuevas formas de opinar a través de internet, pero sólo si se hace desde el respeto. No convirtamos esto en un 'Assassination Nation', concluyó el director. 

Un fenómeno de masas en las redes sociales

Wismichu es uno de los youtubers con más seguidores en nuestro país. Empezó en 2012 haciendo videos caseros mientras jugaba a videojuegos y ahora ya cuenta con 8 millones de suscritos en su canal de Youtube.



En Twitter e Instagram supera también los 2 millones de seguidores y sus ingresos superan los 300.000€ tal y como confirmó el mismo en su visita a 'La Resistencia'. Su peculiar sentido del humor y sus constantes críticas al sistema, le han hecho ser uno de los rostros más populares entre la llamada 'Generación Z'. 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario