A Vox le salen traidores por todas partes en Europa

  • Política
  • 26-12-2019 | 08:12
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El grupo europarlamentario al que pertenece Vox, ECR, simpatiza con el separatismo catalán.




Vox ha iniciado su andadura internacional con tres escaños en el Parlamento Europeo, una exigua participación que le obliga a ir de la mano de alguno de los grandes grupos políticos que lideran la actividad política en la Eurocámara. 

En su caso, los tres eurodiputados de Vox (Jorge Buxadé, Mazaly Aguilar y Hermann Tertsch) juegan en el equipo de los Conservadores y Reformistas Europeos. Y ahí radica el problema para VOX: ese grupo parlamentario se ha posicionado en varias ocasiones a favor del independentismo catalán, dado que entre los partidos que forman el grupo parlamentario se encuentra la Nueva Alianza Flamenca, que también es partidaria de la independencia de Flandes respecto a Bélgica. 



Socios simpatizantes de Puigdemont y el separatismo

El conflicto llega cuando el grupo ECR mostró de forma oficial su disconformidad y preocupación porque en España se impidiera a la gente "expresar su voluntad" tras el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña: «Cuanto más tiempo se impida, peor será el problema, sea cual sea». Ya entonces ECR pedía diálogo a «ambas partes» para «alcanzar una solución pacífica y duradera».

En el grupo Tertsch ostenta una de las seis vicepresidencias, junto a Assita Kanko, que fue quien se encargó personalmente de dar la bienvenida a Carles Puigdemont y Toni Comín en la Eurocámara. Kanko firmó una carta dirigida al Parlamento Europeo reclamando,antes de hacerse pública la sentencia del Procés, la inmunidad para Puigdemont, Comín y Junqueras.



La situación es incómoda para Vox, que debe moverse en Europa con aliados que muestran sus simpatías hacia el movimiento independentista catalán. Hace unos meses, Vox amenazó con presentarse en sus asientos de la Eurocámara con imágenes del Duque de Alba si los representantes del N-VA, compañeros de grupo, se presentaban allí con lazos amarillos.

Además, Thierry Baudet, presidente de Foro para la Democracia, también integrante del grupo de ECR, celebró por todo lo alto la declaración de independencia de Puigdemont en octubre de 2017: «¡Enhorabuena, Cataluña! Los holandeses hicieron lo mismo en 1568», en la línea de lo expresado por Jan Eppink, vicepresidente de ECR dos años antes, deseando para el 1-O «un día fructífero en el que se expresen sus deseos políticos y estos sean respetados por Madrid».



Hasta el italiano Salvini le ha fallado a Vox en Europa ofreciendo su apoyo al separatismo catalán en más de una ocasión. Salvini dijo en marzo de 2018 que arrestar a Puigdemont "agravaría el problema español", a lo que Abascal le respondió que "meta sus nerices en los asuntos italianos", recomendándole que "no se entrometa en la sobernía española".

Vox tiene un problema de encaje en Europa. No encuentra a los socios adecuados para llevar adelante sus proyectos europeos para España.



 

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario