A Sandro Rosell no se le ha acabado el calvario. Hay más...

  • Deportes
  • 27-04-2019 | 09:04
  • Escribe: Pedro Riscal

Las irregularidades del fichaje de Neymar, un lío con el IRPF y el asunto del hígado de Abidal esperan a Rosell en los juzgados con riesgo de cárcel otra vez.




Sandro Rosell está en libertad y sentenciado como inocente por la acusación de blanqueo de hasta 25 millones de euros que le retuvo en la cárcel 22 meses en régimen de prisión preventiva. Pero no se acaban ahí sus penas. Tres asuntos más pueden hacerle volver a prisión al margen de lo que suceda finalmente con el posible recurso de la Fiscalía tras el fallo absolutorio de la Audiencia Nacional.

El tema de las supuestas comisiones ilegales derivadas de su relación como ejecutivo de Nike con la Confederación Brasileña de Fútbol lo tiene resuelto. No le ha salido barato: 22 meses  de cárcel, pero ha podido salir de prisión con la cabeza bien alta después de la sentencia absolutoria.



El juicio pendiente por las irregularidades en el fichaje de Neymar

Rosell calla, no puede hacer declaraciones ni expresar con claridad su posición porque le esperan más temas judiciales a los que deberá hacer frente jugándose de nuevo su libertad.

El primer asunto que aún colea en torno a Rosell es la querella presentada por el Fondo DIS ante la Audiencia Nacional por las irregularidades que se produjeron en el fichaje de Neymar por el FC Barcelona. 



La Fiscalía pide para Rosell cinco años de prisión por un delito de estafa y otro de corrupción entre particulares por simular con el Santos un precio para el fichaje del actual delantero del Paris Saint-Germain inferior al real y cerrar el traspaso al Barça antes de lo permitido por la normativa FIFA. El Fondo DIS, que ejerce como acusación particular, eleva la petición de pena para Rosell hasta los ocho años de cárcel. 

Otro lío por el IRPF

Pero hay más. Tiene pendiente una acusación de delito de fraude fiscal después de que la Fiscalía de Delitos Económicos presentara una querella contra él por la obtención de rentas no declaradas en su IRPF por importe de 352.282 euros utilizando presuntamente una empresa, TOC SL, de la que es administrador único. Rosell negó la acusación aduciendo que se trató de un "cambio sobrevenido de criterio" y se mostró dispuesto a abonar la cantidad que se le reclamaba. La Fiscalía podría reclamar cinco años de cárcel para el ex presidente del Barça.



El hígado de Abidal

Y en lista de espera se encuentra también el caso Abidal, que está siendo inverstigado por presunta donación ilegal de un hígado al actual director deportivo del FC Barcelona. La Audiencia ha reabierto el procedimiento entendiendo que existen indicios fundados de delito a raíz de una gravación de cuatro llamadas telefónicas en las que Sandro Rosell participa en unas conversaciones de las que puede deducirse el delito del que se le puede acusar. De las investigaciones se puede interpretar que Rosell encargó a un primo de Abidal la compra ilegal de un hígado.

El Juzgado número 28 habría atribuido ya a Sandro Rosell la condición de investigado o imputado por un presunto delito de tráfico de órganos, algo que se castiga con hasta doce años de prisión. 



A Sandro Rosell no se le han abierto todavía las puertas del cielo. De momento, sólo está en el Purgatorio.

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario