A los presos les cambian el bocadillo por un menú de 8,5 euros

  • Política
  • 13-02-2019 | 08:02
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Los acusados pueden tener ordenadores en sus celdas para preparar sus defensas, pero sin acceso a Internet.


Los nueve políticos independentistas en situación de prisión provisional han comido un menú saludable bajo en sal y caliente de 8,5 euros, compuesto por dos platos y fruta, durante el primer día de juicio en el Tribunal Supremo fuentes penitenciarias.

El servicio se ha contratado por Instituciones Penitenciarias con una empresa del centro de Madrid, donde se encuentra la sede del Tribunal Supremo que juzga a los siete presos varones ingresados en Soto del Real y las dos mujeres internas en Alcalá-Meco, además de otros tres procesados sentados en el banquillo de acusados pero en situación de libertad.

Si llegan tarde cenarán en sus celdas

Las citadas fuentes han explicado que el menú tiene un precio de unos 8,5 euros e irá variando durante los días que dure el juicio con un primer plato compuesto por menestra de verduras, revuelto de espárragos o bonito en escabeches y un segundo plato que incluye bacalao, tortilla de espinacas, merluza, solomillo ibérico o escalopines de ternera. El postre puede incluir pieza de fruta fresca o macedonia.

Tras finalizar la primera sesión en el Supremo, que comenzó pasadas las 10.00 y finalizó poco antes de las 19.00 horas, los presos han sido conducidos bajo custodia policial de nuevo desde la sala donde se les juzga hasta los calabozos de la Audiencia Nacional. Desde allí, la Guardia Civil se encarga del traslado de vuelta a los módulos de ingresos de Soto del Real y Alcalá-Meco.

En estos módulos de ingresos y tránsito se les servirá cada día del juicio la cena, siempre que lleguen a la cárcel entre las 19.30 y las 20.00 horas, cumpliendo con el horario del resto de internos. Si se retrasara su llegada, Instituciones Penitenciarias ha dispuesto que la cena se les sirva en sus celdas del módulo de respeto.

Sin conexión a internet en sus celdas

Fuentes penitenciarias señalan que los presos que se enfrentan a jornadas maratonianas en los tribunales suelen comer de menú caliente servido por un catering, en lugar del habitual bocadillo con bebida y pieza de fruta que se sirve en un bolsa en el momento que el interno es trasladado de forma puntual desde la prisión a una sede judicial.

La jornada para los presos se ha adelantado sobre el horario habitual en prisión, donde los internos se despiertan a las 7.30 horas. A esa hora ya habían desayunado y estaban bajo custodia de la UPROSE, la unidad de la Guardia Civil encargada de los traslados. El Supremo ha habilitado una sala para que los procesados coman y donde pueden estar junto a sus abogados.

En prisión, cliente y defensa no tienen límites para preparar su defensa, según lo fijado por el reglamento penitenciario. En este sentido, los magistrados han autorizado que los internos dispongan de ordenadores en sus celdas con lector de PDF, aunque sin conexión a internet.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario