7 curiosidades sobre los burros que te dejarán boquiabierto

  • Enciclopedia
  • 17-02-2022 | 21:02
  • Escribe: Macarena Moreno
Estos se han utilizado como animales de granja durante mucho tiempo


Los burros han formado a lo largo de la historia una parte principal de la vida de los seres humanos, ya que los ayudaban a trasportarse y también cargaban con los diferentes enseres que las personas no podían llevar. 

Y es que se trata de unos animales que guardan grandes secretos que jamás has conocido y que te sorprenderán:



1. Estos se ha estado utilizando como animales de granja durante unos 5000 años, y lo más probable es que fueran domesticados por los habitantes del Antiguo Egipto o Mesopotamia. De hecho, en la actualidad aún sirven como método de transporte en algunas zonas rurales.

2. A pesar de la mala fama que han adquirido gracias a la expresión: "Eres un burro", con la que las personas hacen referencia a la terquedad, lo cierto es que estos animales no son así. Simplemente son muy cautelosos y saben en todo momento lo que quieren, por lo que es imposible obligarlos a hacer algo que no les gusta.



3. Otra expresión muy conocida es la de "rugir como un burro". Y es que estos animales tienen voces muy fuertes y disonantes y un rugido suyo se puede escuchar a unos 3 o 5 km.

4. El embarazo de los burros dura mucho más que el de los humanos, en concreto de 11 a 14 meses. Estos animales suelen tener tan solo una cría y en raras ocasiones tienen mellizos, ya que estos se forman muy débiles y al nacer terminan muriendo. 



5. Estos animales están hechos a climas secos y cálidos, por lo que no toleran muy bien la humedad y el frío. Incluso cuando sufren estas condiciones climatológicas los burros pueden llegar a una situación peligrosa, ya que requieren cuidados especiales.

6. Los burros domésticos suelen vivir una media de 50 años, mientras que los salvajes llegan hasta los 25. Esto también depende de las condiciones de sus dueños. Si son explotados o viven en países pobres no suelen llegar a más de los 12 o 15 años.



7. Al contrario de los caballos, los burros no tienen sus cascos diseñados para dar grandes saltos. En cambio, estos pueden moverse sobre terrenos rocosos y desiertos y son capaces de alcanzar velocidades de hasta 70 km/h.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario