679.432.179,09 €: La cifra que avergüenza a los andaluces

  • Política
  • 21-11-2019 | 08:11
  • Escribe: Pedro Riscal

La sentencia de los ERE descubre la mayor trama de corrupción en la historia de España.


679.432.179,09 euros. Es la cifra que hoy está en boca de todos y que avergüenza a los andaluces, a los que la Justicia ha levantado la venda de los ojos para demostrarles que sus gobernantes socialistas les han estafado. Y no es una estafa menor. El de los ERE en Andalucía es el mayor caso de corrupción de la historia en España. (Abascal 'sentencia' al PSOE por los ERE: "La realidad del socialismo, gastarse en droga y burdeles el dinero del pueblo")

Hasta ahora el PSOE acusaba al PP de ser el partido más corrupto de Europa. Ya no podrán volverlo a repetir. Las fechorías que haya podido hacer el PP en el pasado se quedan en un juego de niños comparadas con la golfería que el PSOE ha hecho en Andalucía con dinero público, dinero de todos. Por mucho menos Pedro Sánchez le montó una moción de censura a Mariano Rajoy y lo echó. Pero aquí nadie dimite.


Una copia del modelo de Jordi Pujol

A imagen y semejanza de lo que hizo Jordi Pujol en su cortijo particular de Cataluña, el caso de los ERE se ha organizado desde el propio gobierno andaluz sin más fin que robar dinero y desviarlo en la dirección que unos pocos decidían. El problema no es que hubiera corruptos en el gobierno andaluz, sino que, a diferencia de otros casos como Gürtel o Púnica, el propio gobierno, como institución, era corrupto con el claro objetivo de perpetuarse en el poder. (¡Escándalo en Andalucía! Así es la durísima sentencia de los ERE a los expresidentes andaluces del PSOE)

El caso de los ERE se ha llevado por delante a dos expresidentes del PSOE, una exministra de Zapatero y 16 ex altos cargos. Entre todos estafaron a los andaluces y a los españoles 679.432.179,09 euros, una cifra que hace daño a la vista y que resume la desvergüenza de quienes han utilizado dinero público para satisfacer sus propios caprichos o distribuirlo entre los suyos de forma aleatoria y sin control alguno por parte de las instituciones. Se trataba de desviar el dinero de una bolsa destinada a ayudar a salir adelante a los trabajadores andaluces que fueran víctimas de un ERE en tiempos difíciles. Ese dinero se utilizó para cualquier cosa menos para eso.


El necesario descontrol absoluto

Todo empezó cuando en 2009 el PP denunció en el juzgado a la empresa pública Mercasevilla por el cobro de comisiones para hacer frente a su ERE. En el seguimiento del caso aparecieron fondos reptiles para ayudar a empresas con dificultades y prejubilaciones a trabajadores sin salidas laborales, pero la investigación descubrió que las cifras que se manejaban era cada vez mayores y que los responsables de los desvíos estaban en la cima de la pirámide.

No podía ser de otra manera. Las reglas del juego las marcó la misma Junta de Andalucía generando un necesario “descontrol absoluto” en la fiscalización de la la gestión de las ayudas. La sentencia censura a los responsables de la Junta de “posibilitar que se aplicaran, se gastaran y se ejecutaran [las ayudas], prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido”. Y gracias a ese descontrol, personas ajenas (familiares y amigos) fueron prejubilados en los ERE sin haber trabajado nunca en las empresas que recibían el dinero en forma de ayuda. (¡¡Juanma Moreno le cuenta a Ana Rosa Quintana el 'modus operandi' del PSOE en el caso de los ERE!!)



El fallo también explica que “la necesidad política de dar una respuesta rápida a los grandes conflictos sociolaborales llevó a los responsables de la Junta de Andalucía a establecer un sistema ágil, si bien tal agilidad se consiguió eliminando los mecanismos de control legalmente establecidos”. Ahí estaba el truco: eliminando los controles resultaba sumamente sencillo el desvío del dinero. “El resultado fue una absoluta falta de control de la concesión de subvenciones sociolaborales y a empresas en crisis, al omitirse la fiscalización previa en la Consejería de Empleo”.

La 'dolce vita' del nuevo rico Chaves

Y en base a este "golpe maestro" sin final feliz y a una filosofía de aprovechamiento del dinero público para perjudicar a las clases trabajadoras en beneficio propio, Manuel Chaves, ex ministro socialista y ex presidente de la Junta de Andalucía, se dio el gustazo de vivir en un auténtico palacio en su época de mandamás andaluz. ¡Qué menos! Chaves cogió a su famnilia y se la llevó a vivir a la mansión de la Casa Sundheim a la salud de los impuestos de todos los andaluces. Con diez habitaciones y diez cuartos de baño. ¡Olé! Y según cuenta Libertad Digital, allí se sucedían reuniones con amigos, amigotes y familares, con cócteles y fiestas en los que corrían el vino, los licores, las gambas y las ostras. La cuenta, naturalmente, a cuenta de los ciudadanos incautos y convencidos de que la O del PSOE velaría por ellos.

La oposición echó a Chaves del palacete, pero él no estaba dispuesto a renunciar al lujo y puso en marcha la remodelación del palacio de San Telmo y mantuvo su "dolce vita" que ahora ha quedado retratada con la sentencia de los ERE, la mayor vergüenza política que ha registrado la historia de España. ¿Alguien devolverá los 679.432.179,09 euros atracados a los españoles? ¿O que les quiten lo 'bailao'? (La exigencia de Santiago Abascal al "Partido Socialista Ladrón" tras el caso de los ERE: ¡¡"Devolved el dinero, golfos"!!)

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario