5 consejos para controlar la ira

  • Enciclopedia
  • 30-09-2021 | 08:09
  • Escribe: Redacción

La ira se puede definir como un sentimiento de enfado muy grande y violento. A continuación te damos las claves para controlarla




La ira, el enojo o el enfado es una reacción emocional que se produce cuando una persona considera que existe o se va a producir un resultado negativo para sus intereses, que se podría haber evitado si alguien los hubiera tenido en cuenta y hubiera actuado de otra forma.

Cada uno de nosotros experimenta la ira en algún momento de nuestra vida. Algunos psicólogos incluso argumentan que este es un proceso absolutamente normal y que no debe obstaculizarse. Sin embargo, hay que controlar la ira si ocurre con demasiada frecuencia.



Los mejores trucos para encontrarlo todo en Google

Nos enfadamos todos los días, la única diferencia está en la intensidad y la frecuencia con la que lo hacemos. Las causas más comunes de enojos son: decepción en ti mismo y en los demás, dolor, ansiedad, injusticia, críticas, amenazas.



A continuación, os mostramos cinco consejos que debes tener muy en cuenta para controlar estos episodios de ira si te suceden de forma frecuente. Se trata de cinco acciones que te ayudarán en tu día a día y que te permitirán tener un mayor control sobre ti mismo.

Los 5 trucos para pasar desapercibido en Whatsapp



5 consejos para controlar la ira

Reconocer que hay un problema: Si en una situación determinada te das cuenta de que te resulta difícil enfrentarte a ti mismo y a tu ira, lo primero que debes hacer es ser honesto contigo mismo y reconocer que tienes un problema que hay que resolver.

Al admitir ese estado de ira se tiene la oportunidad de influir en sus emociones y evitar consecuencias desagradables. Es el primer paso que hay que dar para controlar estos enfados frecuentes y es muy importante para seguir avanzando.



Identifica el estímulo: Es muy importante comprender dónde está la fuente de irritabilidad. Ya que, si conoces cuales son los factores que te motivan dichos episodios, entonces podrás controlarlos.

Rompe el ciclo de la ira: cuando sientas que estás enfadado sigue esta serie de técnicas para mejorar tu estado: grita mentalmente "¡alto"!, practica técnicas de relajación o respira profundamente un par de veces, cuenta hasta diez antes de contestar a otra persona, reemplaza las emociones negativas por positivas y sal a caminar para distraerte.

Empatía: Si la fuente de tu enfado es otra persona, lo más recomendable es intentar ponerse en la piel de esa persona para ver a través de sus ojos. Sé objetivo. Todos cometemos errores, y si no lo admiten es solo porque tienen miedo de infringir su orgullo.

Humor: Saber reírse de uno mismo es muy importante ya que eso hace que se reduzcan los conflictos y los enfados por cuestiones banales. Suele funcionar bien el exagerar esas situaciones de enfado y convertirlas en absurdas para quitarle 'hierro'.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario