4.600 empresas se han largado de Cataluña por culpa del procés

4.600 empresas se han largado de Cataluña por culpa del procés

28/11/2021

| Celeste De Sebastián

Facebook
Twitter

La Comunidad de Madrid continúa con el crecimiento de su tejido empresarial, siendo un lugar de predilección de inversores y sociedades.

El 1 de octubre de 2017, Cataluña sufría la celebración del referéndum ilegal de independencia catalana, y la decisión, por parte de los líderes políticos del procés, de considerar a la autonomía catalana un país independiente de España.

Un procés secesionista que no sólo provocaba multitud de manifestaciones violentas y la aplicación del artículo 155, sino también una brutal inestabilidad política y económica que hacía que miles de empresas, incómodas con esta incerditumbre, decidieran abandonar Cataluña, en busca de otras regiones españolas que ofreciesen más seguridad a su entramado empresarial.

Una 'fuga' masiva de empresas de Cataluña que provocaba que, en 2017, la autonomía catalana tuviese que lamentar la pérdida de 1.988 empresas; una cifra que ha continuado a lo largo de los años, a pesar de ser más ligera en los siguientes años: 1.892 traslados en 2018, 324 en 2019, 151 fugas en plena pandemia de 2020 y, en lo que va de año, 245 traslados, repitiendo Cataluña como la comunidad autónoma española que más empresas pierde.

La gran farsa del independentismo: odian a España pero se ponen ciegos de tapas entre 'olés' en Granada

Un total de 4. 596 empresas que han decidido huir del procés secesionista y de los constantes desafíos independentistas al Estado Español, lo que supone un brutal debilitamiento del entramado económico de la autonomía catalana, anteriormente una comunidad de gran peso económico tanto dentro como fuera de España.

Madrid, una apuesta segura

En contraposición a las cifras presentadas en Cataluña, otras comunidades autónomas se han convertido en el 'paraíso' de tranquilidad que requieren inversores y sociedades, como es el caso de la Comunidad de Madrid, Islas Baleares, Galicia o Navarra.

La Comunidad de Madrid es, entre estas últimas, la que más destaca como destino de muchas de las empresas fugadas de Cataluña, así como de entidades internacionales, debido a la estabilidad política que desprende la capital, así como la atractiva política fiscal de bajos impuestos para inversores y sociedades que ofrece Madrid.

Así pues, en 2017, coincidiendo con el procés secesionista en Cataluña, Madrid acogía 1.262 compañías; una cifra muy similar a la de 2018 (1.267), coincidiendo nuevamente con la fuga empresarial de Cataluña.

Carles Puigdemont sigue con su fantasía indepe: ahora, con un BOE para el Consell per la República 

En los siguientes años, la cifra de inversiones en Madrid seguía subiendo, aunque mucho más lentamente (2019 con 72 empresas, y 147 en 2020) destacando que, en lo que va de 2021, Madrid ya haya receptado otras nuevas 268 empresas, las mismas que pierde la región de Pere Aragonés.

Números que posicionan a la capital española como la primera economía de la nación por quinto año consecutivo, a la vez que demuestran que la Cataluña independentista, lejos de confirmar las premisas proferidas por los nacionalistas, es más débil, más pobre, y menos atractiva para generar riquezas.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario