4 motivos por los que llevarte el móvil a la playa es una mala idea

  • Tecnología
  • 29-06-2019 | 12:06
  • Escribe: Ana Villà

Ni sol, ni agua, ni sal, ni arena son las mejores condiciones para que tu móvil siga vivo en septiembre


Con la llegada del verano, el buen tiempo y el sol, nos escapamos a la que podemos a la playa y procuramos llevar lo indispensable para disfrutar del día. 

Antes de salir de casa comprobamos llevarlo todo: crema solar, cartera, toalla, llaves, móvil... En realidad no es tan necesario llevar el móvil a la playa y después de lo que te contaremos, puede que te lo pienses dos veces. 


Porqué no tienes que llevarte el móvil a la playa

En la playa calienta el sol y en consecuencia sus rayos inciden en el móvil de manera que hace que pierda batería de forma más rápida. Además, los potentes rayos de sol impiden que veamos de forma clara por más que subamos el brillo de la pantalla, por no hablar de que hay terminales incompatibles con algunas gafas de sol y hacen que tampoco pueda leerse su contenido. 

Otro de los motivos, es algo tan sencillo como que el agua moja y en conseuencia estropea o puede estropear el móvil. Así que si se te moja bien mojado el teléfono, lo que te podemos recomendar es que apagues el terminal si está encendido, que lo dejes apagado unas horas si se apaga, o el remedio casero de toda la vida, meterlo en arroz y tener mucha paciencia. 


La sal se ha convertido en otro de los problemas para los teléfonos móviles y es que el agua salada puede estropear desde la entrada para el cargador, pasando por la de los auriculares e incluso la cámara. 

La arena es otro de los asuntos que lleva de cabeza a muchos. Se impregna por todas partes y aunque no es tan nociva como la sal, puede hacerte una buena faena en el teléfono. 

Y por último el calor. Los teléfonos, no soportan temperaturas excesivamente altas y es que pueden llegar a dejarlo inservible. Incluso en Apple, se han mojado y si el teléfono está más caliente de lo que debería lanzan un mensaje de advertencia en la pantalla. 

Así pues, la mejor solución para no quedarte sin móvil este verano, será no llevarlo a la playa. 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario