3.500 personas piden justicia por la muerte a tiros de la perrita Sota

  • Mascotas
  • 24-12-2018 | 05:12
  • Escribe: Redacción
Una multitud de personas se manifiestan en Barcelona en memoria de Sota, el perro abatido tras morder a un agente; el PACMA pide la destitución del jefe de la Guardia Urbana


Según ha informado la Guardia Urbana, unas 3.500 personas protestaron este sábado por la tarde en la plaza Sant Jaume de Barcelona por la muerte del perro abatido a tiros por parte de un agente de la policía local barcelonesa.

Convocadas por el partido animalista PACMA, los manifestantes se concentraron también ante el Ayuntamiento de la Ciudad Condal para exigir al consistorio "que depure responsabilidades" tras la muerte de Sota, nombre del perro tiroteado. (El drama que se esconde tras la muerte de la perra Sota)



Los concentrados criticaron las "explicaciones corporativas y confusas" dadas hasta el momento por el propio Ayuntamiento de la capital catalana, así que exigieron que se esclarecieran los hechos.

Además, reclamaron la destitución del jefe de la Guardia Urbana, Evelio Vázquez, así como la puesta en marcha de protocolos específicos de actuación con animales.



Versiones opuestas 

Un agente de la Guardia Urbana mató el pasado 18 de diciembre a Sota, a la que disparó mientras le mordía en el brazo cuando salió en defensa de su dueño, un sintecho al que los policías reclamaron que llevara atado al animal.

El propietario supuestamente reaccionó golpeando con un patín a la cabeza del agente, quien permanece de baja por una fractura dental. (Un tiroteo de película deja cuatro heridos en Barcelona)



A pesar de todo, el dueño del perro sostiene que jamás llegó a morder al policía, aunque fuentes procedentes del cuerpo policial aseguran que incluso le desgarró la manga de su uniforme. También defiende que su agresión se produjo tras el asesinato del animal.

El PACMA aprieta a Ada Colau  

Según el partido animalista, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, "ha convertido la ciudad en un infierno para los animales". El ayuntamiento catalán anunció que revisará los protocolos de actuación de la Guardia Urbana en caso de ataques de perros. (Gallina Blanca cierra su fábrica en Barcelona y se va a Huesca)



En primera instancia, Colau defendió la actuación en "legítima defensa" del agente, pero en sus declaraciones posteriores los tenientes de alcalde Gerardo Pisarello y Janet Sanz han reclamado una investigación exhaustiva de los hechos y la aportación de testimonios directos de los acontecimientos.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario