3.300 ultras independentistas presionan a Pedro Sánchez para irse de rositas por sus delitos

  • Cataluña
  • 15-03-2021 | 09:03
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Unidas Podemos se posiciona a favor de los independentistas, tensionando las relaciones entre los partidos del Gobierno de coalición.




La pandemia del coronavirus daba a Pedro Sánchez un margen de respiro ante las presiones independentistas, tanto dentro del Gobierno de la nación, de mano de ERC, como de los líderes independentistas del resto de formaciones catalanas nacionalistas.

Sin embargo, el regreso de los presos del procés al segundo grado penitenciario, y la retirada de la inmunidad parlamentaria a Carles Puigdemont por parte del Parlamento Europeo parecen haber hecho reaccionar al bloque secesionista catalán, que vuelve a centrar en Pedro Sánchez el conflicto catalán. 



El PP celebra la victoria sobre la delincuencia golpista

Tanto es así, que ERC, JxCat y la CUP, con el apoyo de Òmnium, registrarán este martes en el Congreso de los Diputados una proposición de Ley para la amnistía de los líderes del procés en prisión, así como para otros políticos y activistas de la causa nacionalista catalana, buscando beneficiar a cerca de 3.300 presos independentistas.



Una iniciativa legislativa para la que la entidad separatista de Jordi Cuixart ha recogido firmas durante este pasado fin de semana en más de 500 localizaciones de toda Cataluña, buscando así el apoyo popular a la propuesta de Ley.

Podemos vuelve a enfrentarse a su socio de coalición

Los independentistas cuentan ya con el apoyo de Unidas Podemos, que ya ha mostrado su interés en acelerar las vías necesarias para 'liberar' a los presos independentistas, aumentando así las tensiones entre los socios del Gobierno de coalición. 



El saludo del mayor Trapero al Rey hace rabiar a Pilar Rahola y a sus abducidos

Principalmente, los de Pablo Iglesias apuestan por reformar el Código Penal, consiguiendo así la rebaja de las penas de delito de sedición; más ambiciosos, los independentistas han establecido en el documento que presentarán este martes su búsqueda de la amnistía total por las causas de rebelión y sedición, así como cualquier delito de orden público, prevaricación, falsedad, malversación, revelación de secretos o desobediencia.



Una propuesta de Ley que únicamente cuenta con los apoyos de los partidos nacionalistas catalanes y vascos, y que no podría tener encaje constitucional, poniendo nuevamente a Pedro Sánchez entre la espada y la pared, teniendo que decidir si desafiar a la Constitución dando apoyo a los nacionalistas, o poner en riesgo su Gobierno ante una nueva ruptura pública con Podemos y ERC, necesarios para mantener a Sánchez en la Moncloa.

 

Facebook Twitter


Deja tu Comentario