25 años de la muerte del Hannibal Lecter ruso

  • Sucesos
  • 19-02-2019 | 08:02
  • Escribe: Pablo Ruiz

Se cumplen 25 años de la ejecución de Andréi Chikatilo, uno de los asesinos en serie más despiadados de la historia


Andréi Chikatilo, apodado como el ‘Carnicero de Rostov’, fue declarado culpable de cincuenta y tres asesinatos y cinco violaciones a niños, niñas y adolescentes indefensos, y condenado a pena de muerte.

Su frustración sexual debida a su impotencia fue el detonante que llevó a este profesor nacido en 1936 en la Unión Soviética a violar y asesinar salvajemente a sus víctimas.

“En los actos sexuales perversos experimentaba siempre una especie de furor, una sensación de no tener freno. Lo que hice no fue por el placer sexual, sino porque me proporcionaba paz mental y espiritual durante largos períodos”, declaraba Chikatilo durante su juicio.

Introvertido y asustadizo, Andréi sufrió bulling en la escuela. Se casó con una amiga de su hermana y dicen que fue un marido trabajador, educado, sosegado y cariñoso. Pero su disfunción sexual y su asexualidad no dejaban de atormentarle.

Chikatilo asesinó brutalmente a cincuenta y tres personas

Durante el invierno de 1978 cometió su primer crimen. La víctima, una niña de 9 años, fue encontrada varios días después completamente mutilada y sin ojos.

Chikatilo había descubierto que alcanzaba la eyaculación y su propio placer con el dolor ajeno.

Su segundo crimen tuvo lugar el 3 de septiembre de 1981. Asesinó brutalmente a joven prostituta de 17 años con la que no fue capaz de mantener relaciones.

Chikatilo estranguló a su víctima hasta matarla. Después eyaculó sobre el cadáver, le mordió en la garganta como si de un caníbal se tratase, le cortó los seños y se comió los pezones, y le arrancó los ojos.

Hasta 1984, Chikatilo dejaba un tiempo entre crimen y crimen, pero a partir de ese año, en el que asesinó a 15 personas, dejó de lado la cautela.

Solía elegir a sus víctimas en estaciones de trenes y autobuses y durante cerca de 20 años abusó y asesinó a niños y adolescentes.

El 20 de noviembre de 1990 fue detenido en la estación de Leskhoz. Tardaron más de diez días hasta conseguir que ‘El carnicero de Rostov’ confesase sus brutales crímenes.

Su ejecución se produjo el 15 de febrero de 1994. Andréi Chikatilo murió de un tiro en la cabeza. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario