2020, el año en el que la ciudadanía 'perdonó' a las Fuerzas Armadas

  • Política
  • 31-12-2020 | 21:12
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Las FAS españolas se han convertido este año en pieza fundamental para luchar contra el coronavirus en todo el territorio nacional.


Las Fuerzas Armadas españolas han partidipado, durante este año 2020, en cerca de 15 misiones internacionales; operaciones de cooperación en el exterior, con más de 2.000 militares desplegados por todo el mundo.

También en España, donde los militares han continuado con Misiones Permanentes de las Fuerzas Armadas, como la de proteger el espacio aéreo y las aguas territoriales del país, así como participar en labores como la lucha contra los incendios o en labores de reconstrucción. 


Misiones que, sin embargo, no han conseguido que los militares gozen de una mejor percepción por parte de la ciudadanía española, que sigue vinculando al Ejército español con el golpe militar del general Francisco Franco, con el 23-F, o con la guerra de Irak.

La política nacional vuelve a paralizarse por Cataluña


Algo que, en este último año, y debido a la brutal pandemia del coronavirus, ha cambiado radicalmente, ya que, a través de la Operación Balmis y la Operación Baluarte, los militares se han convertido en el arma principal de España para combatir el virus a los ojos de la ciudadanía.

"Es posible que antes no se nos viera. Pero ahora, la gente nos ha visto actuar y se ha dado cuenta de que tiene unas Fuerzas Armadas que están con ella y que sirve para protegerla, para ser ese escudo que le permite desarrollarse en paz y libertad" aseguraba el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Miguel Ángel Villarroya, en una entrevista en La Razón. 



Las FAS, el escudo de España ante el Covid-19

El 15 de marzo de este 2020, la alarma se encendía en los cuarteles de la Unidad Militar de Emergencias (UME), saliendo a la calle 911 efectivos para hacer reconocimeintos en siete ciudades sobre la situación de la pandemia a nivel nacional.

A partir de ahí, los militares no han regresado a las bases: desplegados en la Operación Balmis, más de 8.000 militares se expandieron por todo el terrritorio nacional, llevando a cabo más de 20.000 intervenciones, entre las que han destacado la desinfección de residencias y zonas públlicas, levantamiento de hospitales de campaña, transporte de toneladas de material sanitario, o el traslado de cadáveres a las morgues.

Ayuso denuncia la discriminación del Gobierno a Madrid en el reparto de los fondos de la UE

"Ha sido la misión más importante y más dura de toda mi trayectoria militar" aseguraba la sargento 1º, Brenda María Basanta, de la UME.

Una misión que continuaba con la Operación Baluarte, que "reactivaba" la Operación Balmis tras el verano, y que añadía a las anteriores 'misiones' a los rastreadores , habiendo actualmente más de 7.500 efectivos formados para desplegarse por todas las comunidades que lo soliciten. 

Una ayuda a la ciudadanía a la que han jurado servir que, por suerte, este año se ha transformado en aplausos y vítores hacia los militares que, por fin, parecen haber acabado con su mala e inmerecida fama.

 

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario