200 personas colapsan a toda Barcelona pidiendo la libertad de los presos

  • Cataluña
  • 28-06-2019 | 05:06
  • Escribe: Guillermo Vives

Las minorías separatistas vuelven a hacerse notar por las calles de Barcelona coincidiendo con la presencia del Rey Felipe VI en la Ciudad Condal.


Unas 200 personas han cortado la tarde de este jueves el cruce entre las calles Mallorca y Roger de Llúria de Barcelona, frente a la Delegación del Gobierno en Catalunya, para pedir la absolución de los presos soberanistas. De esta manera han colapsado el tráfico en la ciudad condal imponiendo sus intereses a los de la inmensa mayoría de ciudadanos barceloneses.

La acción ha comenzado a las 18.00 horas, en una concentración que había convocado la Crida Nacional per la República ante la Delegación para iniciar una campaña por la absolución de los presos.


Los concentrados han vestido todos con ropa blanca y llevaban carteles de 'Absolución' y 'Unidad', y han lanzado consignas a favor de la libertad de los presos soberanistas y gritos como 'Ho tornarem a fer' --'Lo volveremos a hacer'--.

Durante la concentración, han desplegado una pancarta en la calzada con el lema 'Absolución' y han instalado un pequeño escenario donde han celebrado un acto con varias intervenciones.


En el momento en que han comenzado a cortar la calle, agentes de la Guardia Urbana han comenzado a desviar el tráfico del cruce y han llegado dos furgonetas de los Mossos d'Esquadra al lugar, en el que hay el dispositivo habitual de la Policía Nacional frente a la Delegación, con dos furgonetas y vallas que evitan llegar a la puerta.

Argumentos para la absolución

Diversas personalidades han repasado argumentos para la absolución de los presos a través de palabras cuyas iniciales forman el lema de 'Absolució', como el expresidente del Parlament Joan Rigol; la cocinera Ada Parellada; la directora del Festival Canet Rock, Gemma Recoder; el ilustrador Jordi Magrià, y el actor y director teatral Joan Lluís Bozzo; la hermana de Carles Puigdemont, Montse Puigdemont, y varios voluntarios de La Crida.



De esta manera, han señalado la 'A' de autodeterminación, como un derecho fundamental; la 'B' de Bruselas, donde creen que lograrán victorias; la 'S' de sorpresa por las acusaciones; la 'O' de octubre; la 'L' de las lesiones que hubo el 1-O; la 'U' de urnas y unidad del soberanismo; la 'C' de los ciudadanos que votaron; la 'I' de "inconsistencia" de la acusación, y la 'O' de la ONU, en referencia al dictamen del grupo de trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU que pide la liberación de los presos.

"Juicio político"

También han intervenido el activista conocido como 'Joan Bona Nit', que da las buenas noches a los presos en la cárcel de Lledoners (Barcelona), que ha defendido la necesidad de la unidad del soberanismo expresada en La Crida, y el abogado de Puigdemont Jaume-Alonso Cuevillas, que ha insistido en que "la única solución pasa por la absolución".

Ha defendido que el juicio del 1-O en el Tribunal Supremo "no ha sido un juicio penal, ha sido un juicio político, un castigo y una represalia vestido de proceso penal".

"Ninguna sentencia condenatoria ni que sea desobediencia será una sentencia justa. Por mucho que los tribunales españoles dicten esta sentencia, la historia sabrá que la única respuesta correcta será la absolución", ha concluido.

Además, el secretario general de La Crida y diputado de JxCat en el Parlament, Toni Morral, ha explicado que esta acción inicia una campaña de la organización para extender el "grito de la ciudadanía" que quiere la absolución de los acusados en el juicio.

Ha considerado que la situación de los presos debe sacarse de la justicia y trasladarse a la política, y ha avisado de que, si las sentencias son condenatorias, exigirán la amnistía: "Tendremos que mirar a la política para decirle que no hay causa y pedir amnistía para todos los que están en la cárcel".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario