100 muertos: El precio de la independencia

  • Cataluña
  • 03-11-2020 | 23:11
  • Escribe: Pedro Riscal

Una conversación de Víctor Terradellas con Xavier Vendrell deja al descubierto la calaña de quienes se encargan de agitar al separatismo


Asco y repugnancia. Los últimos detalles que se desprenden de las investigaciones que la Guardia Civil ha puesto en marcha en torno a los movimientos de los cabecillas del "estado mayor" de Puigdemont en Cataluña confirman su desprecio que siempre le han tenido a la ciudadanía: "Necesitamos cien muertos". Como si nada.

La cifra está sacada delas conversaciones captadas por la Guardia Civil entre los diferentes activistas que han movido la cola para desestabilizar Cataluña, enfrentarla a España y conseguir la desconexión.


"Se necesitan 100 muertos"

La sentencia corresponde a Víctor Terradellas, uno de los cabecillas investigados: "Se necesitan 100 muertos". Con esta pasmosa frialdad organizan la hoja de ruta para abrirle camino a la independencia de Cataluña. Con 100 muertos todo será más fácil. Y, claro así podrán cargar sobre las espaldas del estado español 100 asesinatos mientras ellos ejercen de héroes patrióticos, aunque conduzcan a 100 de sus conciudadanos al cadalso. Qué fácil es hablar de muertos cuando se trata de los demás.

Golpe de la Guardia Civil contra Tsunami Democràtic: ¡Cuatro peces gordos, detenidos!


Y es que una confrontación sin muertos es un choque descafeinado. Los muertos ha sido siempre un objetivo en el Procés, un argumento de peso que han buscado para cargarse de razones ante la opinión pública internacional.

Incluso lamentan la "cobardía" de Puigdemont: "El presidente se cagó el otro día, dice “no quiero ser responsable de que nos maten a gente”." Terradellas sintoniza otra onda. él prefería llenar con “un millón de personas en la plaza Sant Jaume, en la plaza Catalunya hasta Colón, y así “tendrán que matar para entrar”.



Estos listillos juegan a organizar carnicerías desde sus despachos

Mientras la ciudadanía vive engañada con promesas irrealizables, estos listillos juegan desde sus despachos a organizar carnicerías como "mal necesario". Y es que si intrigaban para generar cien muertos entre los suyos, el número de heridos podría contarse por miles.

Víctor Terradellas era secretario de relaciones internacionales de Convergènica Democràtica y presidente de la Fundación CatMón. De él se sabe que en septiembre de 2017 trató de intrigar con un alto cargo ruso para calibrar el interés del Kremlin en participar activamente a favor de la revuelta catalana contra España y, de propina, saldar la deuda económica que atenazaría a Cataluña tras la independencia. ¿A cambio de qué?

El separatismo se siente herido y rabia por las detenciones de la Guardia Civil

Pero eso no se lo creían ni ellos, tal y como se desprende de las conversaciones captadas entre Terradellas y David Madí y Xavier Vendrell, los otros cabecillas de las intrigas separatistas. La Vanguardia ha accedido al sumario de la Operación Vójov en el que se recoge una conversación entre Terradellas y Vendrell:

Los 10.000 soldados rusos

- Los rusos le dijeron “al presidente (Puigdemont) si quería diez mil soldados aquí, el jefe de arriba del todo, eh, pero se cagó en las bragas. Te pido que esta conversación no salga de aquí”. “El veinticuatro (de octubre de 2017) hicimos venir al jefe de Rusia y pagaban toda la deuda”, prosigue.

- “¿Habrían venido los diez mil tíos aquí? ¿Cómo entrarían diez mil tíos aquí?”, pregunta Vendrell,

- Se necesita la infraestructura y tener la potestad de tener el aeropuerto, indica Terradellas.

- Yo creo que lo harían de manera a lo bestia. Te meten en un barco, incide el exconseller.

- Te meten un barco, repite.

- Los españoles sí, pero si Rusia interviene, la OTAN reaccionará ¿qué hará la OTAN?

Una auténtica película de ciencia ficción protagonizada por unos tipos que no están en sus cabales y que se arrogan el derecho a decidir por los demás quién debe morir y quién no. Cuanto más se escarba en el movimiento independentista más porquería sale a relucir.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario